20/02/2021

Opinión

Paraguay es parecido a nosotros, pero sin vanas pretensiones

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Paraguay es parecido a nosotros, pero sin vanas pretensiones | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Paraguay es parecido a nosotros, pero sin vanas pretensiones

He conocido el Paraguay muy por encima, en una visita de hace unos años, de tres días. Me alcanzó para conversar con cuatro o cinco personas y, como había ido a la feria del libro, conocí los libros ofrecidos allá y compré dos o tres (uno de cocina, porque sin saber qué comen es imposible saber cómo viven en un lugar).

Vi poco, pero me gustó. Mucho. Es verdad, solamente anduve por el centro de Asunción, llevado y traído en auto. No visité los barrios en que la pobreza es una mordida dolorosa en el corazón de los paraguayos, igual que aquí. Tampoco conocí otras realidades de ese pueblo, pues repito, estuve pocas horas.

Cuando era chico nos tratábamos con amabilidad, pero siempre de usted, nunca de vos y menos con desconocidos. Intentábamos brindarnos con una sonrisa, nos sentíamos parte de América. Bueno, algo de eso vi allá, en vendedores de la calle, artesanos y libreros.

Fui con un grupo de artistas, aunque no lo soy, invitado por la embajada argentina en ese país. La embajadora era Ana María Corradi, quien, en confianza, explicó —someramente— los principales problemas en la relación entre ambos países. Ayudó a entender la situación y a comprender a los paraguayos.

Me prometí volver alguna vez, observar con otro detenimiento una sociedad tan parecida a nosotros y tan distinta también. Asunción, Madre de Ciudades, tiene rasgos levemente parecidos a la vieja Tucumán, a Córdoba. Y los paraguayos son nosotros, pero hace 50 años o más. Conservaron el gesto criollo sin vanas pretensiones, la humildad sin folklore y una dignidad que les viene desde que fundaron gran parte de la América del Sur.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: