27/02/2021

Opinión

Somero recordatorio a quienes hablan mal de la política

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Somero recordatorio a quienes hablan mal de la política | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Somero recordatorio a quienes hablan mal de la política

Hay antiguos vocablos que entran injustamente en el Índex de malas palabras, casi sin justificación, porque sí nomás: a uno se le ocurrió insultar pronunciándola y el tontaje que nunca falta, lo sigue al pie de la letra.

Esa palabra es “política”. Su sola pronunciación nos transporta hasta los griegos, sus ciudades—estado, sus maneras clarividentes de gobernarse, la filosofía, el más refinado arte de la antigüedad y la inauguración del debate inteligente, sereno y sincero.

Ahora enseñan que la política es el arte, la ciencia y la virtud del bien común, definición que a los griegos no les caería para nada bien. Pero, fíjese usted, a pesar del cambio de rumbo de los vientos del pensamiento, esta palabra siempre rodeó de un aura de bondad a quienes le dedicaban la vida.

En la actualidad si un político opina sobre economía, le saltan a la yugular con frases como: “Quiere hacer política con el dinero de los demás”. Si se refiere a los caminos que construye el gobierno le dirán: “Hace política hasta con el pavimento”. ¿Se queja porque no levantan la basura en su ciudad?: “Politiquea con los barrenderos”.

Oiga, cuando usted se queja porque no funciona el semáforo de la esquina, hace política. Si no le gustan los actuales gobernantes o los anteriores, y lo dice, hace política. Cada vez que reniega por el precio del pan, hace política. Y si manifiesta su odio a la política, también está haciendo política, aunque no le guste. Deje de insultarse diciendo que la política es algo sucio, malo. Le recordaría qué es eso de la polis, pero seguro que ya lo sabe. Saludos.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: