19/03/2021

Opinión

Este es un tiempo que evita infinitas molestias

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Este es un tiempo que evita infinitas molestias | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Este es un tiempo que evita infinitas molestias

Cuando algo dura mucho, al final produce acostumbramiento. Desde hace algo más de un siglo, gran parte de la humanidad se fue habituando a que los caños de su casa o del grifo más cercano, estuvieran siempre llenos de agua, a iluminar las habitaciones moviendo una ínfima perilla y cocinar abriendo una llave de gas con una llama azul.

Hay gente en todo el mundo, incluso cerca del centro de las capitales de la Argentina, que carece de uno, dos o los tres servicios considerados esenciales para tener una vida medianamente cómoda.

En el campo hay quienes deben acarrear el agua de lugares distantes, se alumbran con mecheros y para cocinar usan leña. En esos sitios no tienen lo básico, lo esencial para seguir creciendo en lo demás. Deben conseguir, día a día, el agua para tomar o lavarse.

A mí me sigue asombrando el funcionamiento del complicado sistema que trae el agua desde quién sabe dónde, hasta el caño de la cocina de casa y lo deja lleno para que, a cualquier hora del día, cuando se me ocurra, lo abra y llene un vaso.

Durante milenios los hombres buscamos la orilla de los ríos para vivir, construimos aljibes, contratamos aguateros o conseguimos burritos para que sacaran agua del pozo en bordalesas de madera, de cuero, de latón. Y de repente, a usted, lector, y a mí, nos toca un tiempo que evita esas infinitas molestias de la vida diaria. ¿No le parece una maravilla?

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: