21/03/2021

Opinión

Las maldades se esconden mejor detrás de las siglas

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24).
Las maldades se esconden mejor detrás de las siglas | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Las maldades se esconden mejor detrás de las siglas

 El chico de tercer grado camina por la calle con la madre. Mira un cartel, dice “ACA”, y pregunta qué significa. La madre le explica: “Son las primeras letras de Automóvil Club Argentino”. El chico se maravilla, caben justito.

La madre no le explica que es una estrategia de marca o de diseño: el “ACA” es solamente una sigla, una cifra, no la esencia de la institución, ni siquiera su nombre. Además, decir “el ACA”, en el norte de la Argentina es grosería: “aca” es el vero nombre de la mierda en quichua, palabra entendida por todos.

Si es chico de poca lectura, cuando sea grande se enamorará de esa forma de abreviatura boba. Y el día que tenga su almacén lo nombrará “Ruvicón”, ¿error de ortografía? No, él se llama Rubén Vicente Consiglio. Le parecerá el hallazgo de su vida.

Hay un océano inmenso de siglas. No hay un diccionario en papel, quedaría obsoleto al instante. Hay en el mundo tantos Rubén Vicente como para hacer dulce. Todos maravillados pues Pakistán es, según una etimología popular, Punyab, Afgania, Kashmir, Sind, mire usté, qué intelijudos esos paquistaníes.

Por eso, amigo, si va a instalar un kiosco, pongalé un nombre normal, no sacado del universo de las siglas, ideadas quizás para que ignore, entre otras cosas, que detrás de CABA hay un lugar con un nombre eufónico y bello: “Buenos Aires”. Los bancos se esconden detrás de letras sin sentido para parecer algo mejor que usureros. Y la ONU se dedica a tapar las tropelías de los imperios, bajo una fachada de gente buena luchando por la paz mundial.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: