27/03/2021

Opinión

Por qué no es necesario leer la Biblia para ser creyente

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Por qué no es necesario leer la Biblia para ser creyente | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Por qué no es necesario leer la Biblia para ser creyente

A veces pienso en el reverendo Timothy Lovejoy, de la serie los Simpson, aburrido y siempre triste porque leyó la Biblia completa para complacer al tonto Ned Flanders. Después quedó turulato. No se lo recomiendo, amigo. Es tarea ardua y, sin preparación previa, sin una guía en el camino, quedará igual que antes de comenzar. O peor.

Quienes la han leído, lo cuentan como una hazaña, como si hubieran logrado el récord de caminar con una piedrita en el zapato. La mayoría no recuerda nada y no se volvió más sabia después de ir del Génesis al Apocalipsis.

Como “El Capital” de Carlos Marx, libro que no cualquiera está preparado para entender. Se debe estudiar un montón para, al menos, saber de qué se trata. Encarar su lectura es obra de economistas, profesores de filosofía, licenciados en ciencias políticas. Titanes.

¡Ah, no!, exclamará el tontaje, la Biblia es un libro religioso, soy creyente, ergo estoy en condiciones de leerlo. Si cree que basta con la buena voluntad, lo felicito, agarre una y empiece, quién lo ataja.

Pero si tiene alguito de humildad, oiga a quienes la leyeron, la estudian desde que comenzó el cristianismo, la analizaron, la compararon y la anotaron. Si quiere un consejo, empiece por cualquier libro de Leonardo Castellani para empezar a entender de qué se trata el asunto. Después siga ascendiendo hasta llegar a San Agustín y, con mucha suerte y años de estudio, a Santo Tomás. Algunos se conforman con oir al cura todos los domingos en misa. Y no esta mal tampoco. Bah, digo, pero quién es uno para sugerir nada.

Juan Manuel Aragón                   




Recomienda esta nota: