07/04/2021

Opinión

Claro que hay cosas para agradecer al coronavirus

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Claro que hay cosas para agradecer al coronavirus | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Claro que hay cosas para agradecer al coronavirus

No hay mal que por bien no venga. Le cuento, no me gusta que me besen los hombres. No me tiro de super macho, pero no estoy acostumbrado, y me da impresión que me raspen con la barba, pues estoy costumbrado a rozar la mejilla solamente con mujeres.

Hasta que llegó la moda. Al principio se saludaban así los jugadores de fútbol, después siguieron los artistas de la tele y los políticos y al final todos se chantaban un beso a manera de saludo. Estábamos sometidos al ósculo, hasta quienes nos oponíamos. Me decían: “¿Acaso me tienes asco?, ¿te sientes más hombre al no besar?, ¿estás tan inseguro de tu masculinidad?” No me gusta, punto. No tengo que darte explicaciones.

En un país de gente tan amiga, tan sin cinismos, tan cordial y atenta, tan sin garcas, ¿ha visto?, los hombres empezaron a chantarse un beso, en vez de darse la mano como lo hacían desde los conquistadores.

Y un buen día llegó el coronavirus y por todos lados salieron a advertir: no compartan el mate, no se toquen, mantengan la distancia, aíslense y, obviamente, nada de toqueteos o besuqueos. ¡Aleluia!, me dije.

Por esas vueltas que tiene la vida, el mundo volvió a estar en su exacto lugar. Ahora hombres y mujeres cuando se topan, chocan levemente los puños, como los apaches de las películas, el saludo romano, no sé, no interesa, lo que importa es que los amigos varones ya no me quieren besar. Por eso digo, no hay mal que por bien no venga. ¿Usted qué piensa?

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: