24/04/2021

Opinión

El cordón cuneta no tiene filosofía ni poesía, pero pase y vea

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
El cordón cuneta no tiene filosofía ni poesía, pero pase y vea | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El cordón cuneta no tiene filosofía ni poesía, pero pase y vea

Hace unos años circulaba el chiste de algunos —bien comidos— intelectuales argentinos izquierdosos: decían no saber cuál era la filosofía del cordón cuneta. Luego esbozaban una sonrisa, buscando complicidad con el interlocutor.

Vamos a por una respuesta. Según san Google, es la estructura que completa el pavimento de las calles, la parte que está junto a los cordones y los cordones también. En los barrios humildes de las ciudades y pueblos de la Argentina, suele llegar antes que el pavimento.

Pero no es solamente cemento y fierro. Es también la esperanza de no vivir en una calle de tierra. Cuando está seco, los autos levantan un polvo que ensucia la casa y si llueve, el barro dificulta la salida. Si el cordón cuneta pasa delante de una casa, falta menos para el pavimento.

Es posible que los intelectuales, muchas veces nacidos en el centro de las ciudades, supongan que las calles pavimentadas son creación de Dios: está desde el tiempo de los indios, y seguirá por los siglos de los siglos.Pero para quien vive en el último barrio de cualquier ciudad, es una maravilla. Ahora se animará a construir una habitación más para sus chicos, agrandará la sala u organizará un asado para el cumpleaños de la señora, pues los parientes ya no lidiarán en su polvorienta calle.

No tiene filosofía ni poesía el cordón cuneta, es nomás la ilusión de un mañana mejor para los hijos pues, antes del pavimento es casi seguro que llegarán el gas natural, las cloacas y quizás más iluminación para su calle. Pero si los intelectuales quieren reírse, quién es uno para prohibírselo, ¿no?

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: