30/04/2021

Opinión

Como dijo ni más ni menos que Napoleón: “Qué me contursi”

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Como dijo ni más ni menos que Napoleón: “Qué me contursi” | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Como dijo ni más ni menos que Napoleón: “Qué me contursi”

Si un amigo empieza con la frase: “Como dijo Napoleón…”, pienso: “Que no lo diga, que no lo diga, que no lo diga”. Pero siempre, siempre, siempre termina con el famoso “Vísteme despacio que estoy apurado”. Para peor pone una cara de intelijudo, como para matarlo. Si además levanta el dedito, matarlo dos veces.

“Buen día por la mañana”, “qué me contursi” (otras variantes son “pago o cobro al contursi”), “la comida está Ricarda”, “no me la conteiner”, “esa mina está buenarda”, “¡Graciela!” (por ¡gracias!), “¿y tula?”, “aquí me ando” (por meando, orinando, qué estúpido la pucha), “Holanda” (por hola),“bon giorno per la matina” “¿cómo Andorra?”, “¡qué talco!”, “estoy Solari Yrigoyen”, “si serás…Pelopincho”.

Los lectores agregarán otras palabras o frases dichas sin pensar, muletillas. Cuando alguien las dijo u otro las oyó por primera vez resultaban simpáticas, ingeniosas o inteligentes, pero repetidas hasta el cansancio, pasan a ser el ruido molesto de ese infierno que siempre son los otros.

De entre todas esas frases, digamos pedorras que algunos tienen como salvación para decir algo, hay una inexplicable: “Ni más ni menos”, que significa “igual”. Alaban a uno: “El doctor Fulano es un señor, ni más ni menos”. Si se suprime la parte final, la alabanza no cambia ni un milímetro, y siempre es aire saliendo con ruido de la boca.

Debo haber usado estas muletillas —o como quiera que se llamen— al menos veinte mil veces en la vida. La idea es irse dando cuenta, eliminarlas del vocabulario, pero si no es posible, no importa, sigo adelante y me río de Janeiro, ¿vio?

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: