03/06/2021

Opinión

Los idiomas extranjeros también tienen palabras para todo

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Los idiomas extranjeros también tienen palabras para todo | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Los idiomas extranjeros también tienen palabras para todo

 Todos los demás idiomas tienen palabras para aquello nombrado por nosotros y quizás algunas más, de cosas desconocidas e inimaginables, ¿no le parece maravilloso? Es decir, usted dice algo en español y luego puede replicarlo en cualquier otra lengua del mundo.

Cada cosa dicha por nosotros, desde “loro” a “alfiler”, pasando por “rascacielos”, “mundo” o “capuchón de lapicera”, tiene su correlato en diccionarios extraños. Son otras palabras, distintas letras, una pronunciación quizás dificultosa, pero ahí están, en réplicas quizás inentendibles, para quienes hablamos español y nada más.

La historia del habla destruye la teoría de la evolución humana pues, al revés de lo sucedido —supuestamente— en la naturaleza, donde cada especie tiende a superarse a sí misma, los lenguajes se degradan, son cada vez más simples, más sencillos. Y se descomponen en sus partes más gruesas.

Por dar un solo caso, el español era habitado por miles de insultos, agravios, ofensas: en la Argentina han sido reducidos a su mínima expresión: “boludo” o “pelotudo”. Nos olvidamos del universo de injurias desparramadas en los diccionarios y sus combinaciones y sostenemos las dos únicas comprensibles en la actualidad.

Aprender un nuevo idioma, pienso, debe ser tan fascinante como entrar en la cabeza de un montón de gente que oye, lee, trabaja, sueña y ama con otras palabras. Pero sigo pensando, ¿todas las nuestras tienen una melliza en otra lengua?, ¿el término “ínfimo”, el verbo “matear”, el sustantivo “quirquincho”, el adjetivo “pésimo”? Qué bárbaro, che.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: