08/06/2021

Opinión

Problema que dejemos para mañana: cada vez nacen menos argentinos:

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Problema que dejemos para mañana: cada vez nacen menos argentinos: | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Problema que dejemos para mañana: cada vez nacen menos argentinos:

A Juan Bautista Alberdi se lo recuerda porque escribió un libro, las “Bases”, dictado por sus patrones ingleses y porque dijo: “Gobernar es poblar”. Bueno, al parecer no hemos hecho bien los deberes: cae la tasa de natalidad en la Argentina.

Cada vez nacen menos chicos en casi todas las provincias. Sobre todo, en Buenos Aires y en La Rioja, con un hijo y medio por cada mujer,en promedio, obvio. En Buenos Aires el saldo es negativo desde 1990 y en La Rioja desde el 2010.

Para que el reemplazo sea parejo, debiera haber al menos dos hijos por mujer, de ahí para arriba, es ganancia. Digo, si lo cumplimos, hacemos caso al mandato bíblico de “henchid la Tierra”, tan machacado en el catecismo. ¿Por qué dos?, para reemplazarla a ella y al padre.

¿Y si el promedio da como resultado que cada mujer tiene menos de dos hijos? Dejaremos lugares vacíos. Irremediablemente. De hecho, hay colegios católicos en América, financiados con dinero donado por los europeos para educación. Allá no se usa esa plata porque, al no haber chicos cierran escuelas.

En el 2019 sólo cinco provincias quedaron por encima del nivel de reemplazo: Formosa, San Juan, Santiago del Estero, Chaco y Misiones. El resto va para atrás, de hecho, el último lustro en la Patagonia la tasa global de fecundidad cayó más que en el resto del país. Donde más se necesita poblar, digamos.

Si seguimos así, cada vez habrá menos gente para trabajar en un banco, levantar cosechas, hacer juicios, llevar pizzas, manejar tractores, operar de apéndice. Pero no es un problema nuestro sino para nuestros hijos y nietos. Si vivimos acogotados por la realidad, no miramos el futuro. Cuando suceda, hablaremos. Algo se nos va a ocurrir.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: