15/07/2021

Culturas

Hablemos de libertad… y también de igualdad y fraternidad qué tanto

Escribe Juan Manuel Aragón (Especial para El Diario 24)
Hablemos de libertad… y también de igualdad y fraternidad qué tanto | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Hablemos de libertad… y también de igualdad y fraternidad qué tanto

En estos días cumplió años la Revolución Francesa, cuando se abrieron las puertas de la prisión de la Bastilla para plantar el hito de una nueva era en la historia de la Humanidad. Un viejo orden empezó a caer en el mundo, ya no primaría la Voluntad de Dios, sino la Razón, con sus tres ideales: “Libertad, Igualdad, Fraternidad”.

Una curiosidad: en casi todas las ciudades de la Argentina, el primer valor tiene una calle recordándolo, la Libertad. ¿Dónde quedan las calles Igualdad y Fraternidad de su ciudad?, ¿por qué cree que no hay, salvo en Buenos Aires? ¿No valen lo mismo?

Entre quienes adhieren a otras ideas, existe la sospecha de que el liberalismo, como su nombre lo indica, existe solamente para la Libertad y deja de lado los otros puntos, porque no le convienen o no supo cómo manejarlos. O, finalmente, fueron un símbolo revolucionario francés destinado a quedar en los discursos, sin asidero en la realidad.

Ah, dicen muchos, pero la libertad es tangible, se puede medir, palpar. En los países libres voto como quiero, en los otros hay un solo partido. Diga, ¿qué impide medir la fraternidad? Y déjeme avanzar algo más, ¿hay algo más mensurable que la igualdad?

Permítame recordarle un cuento viejo. Un norteamericano y un soviético discuten sobre las libertades. El ruso dice: “¿Ustedes qué prefieren, ´perestroika´ o ´piristroika´?”. El norteamericano dice: “Piristroika”. El soviético: “Esa es una de las libertades de ustedes, elegir entre dos cosas que no saben qué son”. El soviético ataca nuevamente: “¿A quién prefiere, a Pampita Ardohain o a Nicole Neuman?”. El norteamericano: “A Pampita”. El soviético replica: “Esa es otra libertad que tienen ustedes, elegir entre dos cosas que nunca van a tener”.

Otro día podríamos seguir, se me acaba el espacio. Si quiere comentar abajo hay lugar.

Juan Manuel Aragón

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

Contactar a Juan Manuel Aragón


Recomienda esta nota: