28/08/2021

Opinión

Si no conoce el Mercado Armonía, no conoce Santiago

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24).
Si no conoce el Mercado Armonía, no conoce Santiago | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El mercado Armonía de Santiago del Estero, figura entre los atractivos turísticos más genuinos de la ciudad.

El mercado Armonía de Santiago del Estero, figura entre los atractivos turísticos más genuinos de la ciudad. A una cuadra de la plaza principal, asiste gente de todos los barrios a vender su mercadería y es visitado, entre otros, por campesinos de los cuatro puntos cardinales de la provincia, que degustan sus exquisiteces en los bares que pueblan sus naves.

Hay sándui de milanesa, ensalada de pata, locro de invierno y de verano, afamados “bichitos del agua”, porciones de pollo, bombas de queso, guisos diversos, sopitas de gallina para la compostura y, en fin, otras exquisiteces malsanas para la salud, como corresponde.

Estos años vive una renovación, le agregaron una escalera mecánica para ir al primer piso y ya no se vende solamente comida, también hay artículos de limpieza, venta de productos dietéticos, alimentos para mascotas, negocios del rubro de electricidad. Algo parecido sucede en sus veredas, con barcitos bien puestos y una coqueta casa dedicada a vender artículos para el mate y más.

Hace años, un candidato a intendente perdió las elecciones al sostener que lo convertiría en un centro cultural. No sabía que el mercado es, por antonomasia, “el” centro cultural de los santiagueños, el más grande y representativo de la ciudad y quizás de la provincia, con usos y costumbres construidas todos los días por puesteros, clientes y turistas. A veces, como en esas elecciones, cuando la mayoría se equivoca, la mayoría tiene razón. Y tenía razón.

Sobre el lugar se ha escrito mucho y bien desde sus comienzos. Este artículo es redundante, tiene solamente el fin de recordar su existencia a los visitantes de la ciudad más antigua de la Argentina, así cuando la vuelvan a caminar, se interesan por sus originales productos y su gente. Y de vuelta en sus pagos, recomiendan a sus amigos venir a Santiago.

Nos faltan montañas nevadas, valles no tenemos, no extrañamos un mar siempre ausente, verdes prados nunca florecieron por aquí, las casas antiguas fueron comidas por el salitre. Aquí el paisaje somos nosotros. Si al llegar empieza por conocer el mercado Armonía no va querer el regreso a su pago. Promesa.

Juan Manuel Aragón

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

Contactar a Juan Manuel Aragón


Recomienda esta nota: