29/08/2021

Opinión

No haga comillas con los dedos: no existen

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24).
No haga comillas con los dedos: no existen | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El idioma se ha complicado sin hablar de las nuevas palabras, palabros y palabres.

El idioma se ha complicado. No vamos a hablar de las nuevas palabras, palabros y palabres, agregados, por ley, al diccionario, porque de desmitificarlas se ocupan quienes saben de estos asuntos. Vamos a la mímica.

Hay gente que cuando dice algo relevante, ensaya un gesto: 1) levanta las dos manos, 2), pone los dedos índice y mayor en “ve”, 3) los dobla y 4) blanquea los ojos (opcional). Pero no sé su significado.

Dicen que reemplazan a las comillas, pero el idioma hablado no las tiene. Es un signo ortográfico, al principio y al final de una palabra o frase, para llamar la atención, porque es copia literal de otro escrito o para indicar nombres de artículos de periódicos y de revistas.

Al menos hasta hace unos 20 años, cuando empezó el asunto, nunca necesitamos mover las manos así para expresar algo con más énfasis. Si usted dice que el Martín Fierro empieza textualmente: “Aquí me pongo a cantar”, el gestito no tiene razón de ser. En todo caso, haga otra mueca para indicar también los dos puntos, si tan gráfico quiere ser.

La moda la trajeron los artistas de la tele, diputados, senadores y se la apropiaron amigos, conocidos, parientes, gente de la calle. Pero sigo sin acostumbrarme y cuando alguien la repite me estremezco, como si faltara poco para la Parusía. Imagino a los ángeles tocando la trompeta, a Nuestro Señor llegando entre nubes, los caballos del Apocalipsis y todo eso.

Pero no me haga caso, soy uno de los pocos que supone que las palabras siempre preceden una revolución. Sus rastros ventajean el tiempo como maderos llegando deshilachados a la costa con restos del naufragio del futuro cercano. Pero sería motivo para otro escrito. Se me acabó el espacio, ¿no ve?

Juan Manuel Aragón

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

Contactar a Juan Manuel Aragón


Recomienda esta nota: