06/09/2021

Opinión

La política y el periodismo transitan caminos con pocas ideas

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24).
La política y el periodismo transitan caminos con pocas ideas | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

La política y el periodismo transitan caminos con pocas ideas

No suelo adentrarme en el farragoso territorio de la política, pero como cualquiera, leo las noticias para informarme de lo sucedido en el mundo. Horacio Verbitsky, que no es santo ni de mi devoción, alguna vez proclamó: “Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa; el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar”.

Hace unos días una candidata nombró las relaciones genitales de una manera vulgar, con el evidente ánimo de darse a conocer. A pocos días de las elecciones, el tema no daba más que para una nota de opinión, una editorial y chau. Pero desde ese momento, de un lado y otro de la política no hay asunto más interesante.

Han dado vuelta la frase del derecho y del revés, han acudido a sexólogos, psicólogos, ginecólogos, analistas de toda marca y señal, para investigar qué, por qué, cuándo, cómo, dónde, el para qué de tres o cuatro palabras dichas al azar y que, en otro contexto, con más ideas en el aire, hubieran pasado como una desafortunada intervención.

Es posible que la Argentina deba sufrir un tiempo más de sequía, algo desastroso, dada la fragilidad de nuestro sistema de producción, que precisa buenas cosechas para mover la economía. En los últimos tiempos cambiaron los hábitos de consumo de la gente que, además, no es parejo, pues varía según las finanzas de cada uno. Se viene un verano que será especialmente caluroso y es posible que muchos no estén preparados para vivirlo. Pero de estos, y de muchos asuntos distintos a la palabreja de la candidata, no pregunta nadie.

Dicen que un algoritmo impone a los periodistas de Buenos Aires, qué asuntos tratar, pues eso esperan sus lectores. Si es así, dentro de poco habrá máquinas escribiendo lo que cada uno quiere leer, afirmándolo en su pensamiento, sin interpelar su inteligencia.

Además, hablan de libertad, pero eso significa que, trabajando en La Nación, me entere de algo que hizo bien el gobierno y publicarlo sin peros. Y al revés, escribiendo en Página 12, sepa de una maldad y pase lo mismo.

Mientras no suceda, sigamos viendo los Pitufos en la tele, es más constructivo, no es tóxico y lo que dicen es más verdad que el resto.

Si piensa distinto, bienvenido.

Juan Manuel Aragón

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

Contactar a Juan Manuel Aragón


Recomienda esta nota: