12/09/2021

Opinión

Torres Gemelas ¿qué tenemos para opinar de todo el estropicio?

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24).
Torres Gemelas ¿qué tenemos para opinar de todo el estropicio? | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Torres Gemelas ¿qué tenemos para opinar de todo el estropicio?

Luego de un día bajo fuego cruzado de tardías informaciones sobre el atentado del 11 de setiembre del 2001 en Estados Unidos, se me ocurren algunas conclusiones. Ahí van.

Las grandes naciones se comportan, cuando invaden otros países, cual elefante en cristalería: Estados Unidos dejó un estropicio en Afganistán y se marchó de un día para el otro, librando a su suerte a miles de personas que, no tuvieron nada que ver con el ataque talibán en suelo norteamericano.

Se montó un procedimiento descomunal para dar con el paradero de un hombre, en un curioso caso de justicia internacional sin juicio, juez, fiscal, defensa ni ley. Libraron una guerra contra uno de los países más pobres del mundo. Y terminaron asesinando al culpable en un tercer país, vulnerando —de yapa— sus derechos soberanos.

Se consolidó un esquema de potencia con poder de policía mundial. Son evidentes los estropicios que continúa causando Estados Unidos en el Oriente cercano y el norte del África. Es la patota, allanando una casa para llevarse sus riquezas a como dé lugar.

Ahora, cuando levantan la bota de Afganistán, días antes de cumplir 20 años de una invasión inicua, dejando en la orfandad a quienes adhirieron a sus frágiles regímenes, nos damos con que, aquella ideología que habían ido a combatir, no solamente continúa, sino que en pocos días retomó el poder, deslizándose por el país fácilmente y sin oposición.

De todas las minorías afganas, la más desprotegida es la de los cristianos, por quienes pocos países muestran preocupación, atareados como están en horrorizarse por las mujeres usando burka. De última, las mujeres zafan poniéndose una tela sobre la cabeza. En cambio, los cristianos quedaron a merced de esos carniceros, porque a quienes tienen fe en el Dios uno y trino y en su madre la Virgen María, nadie les creerá si dicen que abjuraron de su religión.

Digo, pero capaz que usted tiene otra cosa para opinar. Abajo hay lugar.

Juan Manuel Aragón

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

Contactar a Juan Manuel Aragón


Recomienda esta nota: