23/09/2021

Opinión

Cómo hizo Dios para crear el mundo y qué les pasará a quienes no creen

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Cómo hizo Dios para crear el mundo y qué les pasará a quienes no creen | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Cómo hizo Dios para crear el mundo y qué les pasará a quienes no creen

Dios creaba algo nuevo y veía que estaba bien. Con la luz y la obscuridad, la tierra y las estrellas, el arriba y el abajo anduvo todo fenómeno, era cuestión de hacer leyes para cada uno. El quinto día dijo: "Que la tierra produzca toda clase de seres vivientes: ganado, reptiles y animales salvajes de toda especie". Y sucedió.

Pero era primerizo. No sabía mucho de crear mundos y después de fabricar este y, viendo los resultados, dudo de que quiera concebir otros.Hizo animales de sobra, veinte mil clases de caballos, trescientos ochenta millones de especies de mosquitos, cuatrocientos trillones de ballenas. Y los tiró al manchanchi. Unos cayeron en los lugares justos, pero por ahí a un bagre le tocó en medio del tierral y se murió al rato. La mitad de los caballos nacieron en lagos profundos y creparon ahogados. El resto se amoldó como pudo.

Adán y Eva vivieron un Paraíso con mucha más variedad de bestias que todos los bosques juntos de hoy. Al tiempo, cuando los animales se andaban acomodando, llegó Noé con el asuntito de la gran lluvia que caería sobre la Tierra y terminó de acomodar la cosa. Desde entonces hubo dos clases animales, los del Arca y los que quedaron afuera, llamados con justeza antediluvianos. Por comodidad, llevó una sola clase de caballos, otra de elefantes, un par de tortugas y así:pues el barco era grande, pero no cabían todos.

Miles de años después de separados Sem, Cam y Jafet, los hombres dijeron que todo era un cuentito y se miraron a sí mismos como dioses.Quemaron el libro de los librosy se dieron a la tarea de inventar otra creación, esta vez con una religión que calificaron de científica. Tratan de explicar todo de vuelta, pero a través de una “evolución”, que suena muy racional pero no tiene un solo hecho comprobable para apoyarse. Las supuestas pruebas que juntaron caben, bien desparramadas, en una mesa de billar.

Por las dudas, le sigo creyendo a la Santa Biblia. Usted haga lo que quiera, pero si llega otro Diluvio Universal, yo le avisé.

Juan Manuel Aragón

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

Contactar a Juan Manuel Aragón


Recomienda esta nota: