15/10/2021

Opinión

Cómo construir, gestionar y llevar adelante una escuela gratuita

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24).
Cómo construir, gestionar y llevar adelante una escuela gratuita | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Cómo construir, gestionar y llevar adelante una escuela gratuita

Hablan tanto de la escuela gratuita, que se me ocurrió pensar en unas instrucciones para tener una educaciónsin costo alguno, sin que nadie pague un peso y los padres se libren de sacrificios para hacer que estudien a sus hijos.

1 - Consiga alguien que done un terreno, luego, si tiene un amigo escribano digalé que le haga los papeles para ponerla a nombre de la futura escuela sin cobrar un peso por el trámite ni tampoco por la escritura, los planos, los honorarios en el Colegio de Escribanos y el sellado que cobra el Estado.

2 - Una vez con el terreno en su poder, pida a los vecinos que desmalecen el lugar y lo emparejen usando sus propios machetes y palas, con un agrimensor que los dirija, también sin cobrar un peso.

3 - Ahora viene lo más fácil. Consiga un estudio de arquitectos para que le diseñen un edificio moderno, confortable, amplio, pero sin cobrarle, pues será una escuela gratuita. Hable a un tabique para que le regalen los ladrillos que necesitará para levantar la obra. Vaya a un corralón y pida que le obsequien el hierro, el alambre, el cemento, las chapas para el techo o las viguetas, por si lo quiere de losa. Cualquier camionero amigo le llevará lo que necesita al lugar en que estará la futura escuela sin sacarle un mango, obvio. Pero como la obra quedará sola, contrate un guardia de seguridad así la cuida por la noche, también sin cobrar, faltaba más.

4 - Es seguro que no tendrá problemas para mingar a una buena cuadrilla de albañiles que dejen lo que están haciendo y le laburen sin cobrar, sólo por darle una mano durante unos meses. Los cascos, los botines y los uniformes para la obra se los obsequiarán las casas de comercio del ramo, pierda cuidado, lo mismo que niveles, plomadas, fratachos, palas, baldes, carretillas, la madera para el encofrado, pues todo lo andan regalando por las calles. No se olvide de contratar un seguro por si un obrerose le accidenta, busque entre las empresas aseguradoras alguna que se lo haga sin cobrar, son tan generosas y caritativas que se andarán pechando por darle el gusto, ya va a ver.

5 - Un maestro mayor de obra irá gratis a dirigir la construcción. Y de a poquito, consiguiendo algo sin costo en alguna parte, otra cosa gratis en otra, irá completándola, desde las paredes hasta el mástil con bandera. Nadie se va a negar a la donación de una enseña patria, con sol bordado en hilos de oro, para una escuela que ha levantado todo sin pagar un peso.

6 - Cuando la escuela está lista y flamante, viene la mejor parte. Contratar maestros que trabajarán sin cobrar nada. Pregunte a los gremios que los agrupan, ahí se desesperan por trabajar sin que les paguen, sin tomarse licencia, sin enfermarse, sin fijarse en el Estatuto del Docente ni, mucho menos, pensar en huelgas. Se pagarán ellos mismos el viaje, sacarán de su propio bolsillo o pedirán que les donen en alguna de las generosas librerías a), las tizas b), los cuadernos y lápices de los alumnos c), el delantal, las zapatillas y la demás ropa de los chicos d), el ómnibus hasta la escuela e), el desayuno, almuerzo, merienda o cena para todos f), el aceite, la cebolla, la leche, el café, la yerba, el arroz, el fideo g), la luz, el gas, los impuestos municipales.

Una vez que su escuela esté terminada, vanaglóriese de haber conseguido la primera escuela gratis, no de la Argentina sino del redondo mundo. Podría ponerle de nombre “Año Verde”, si no “Utopía” (que, como todos saben, significa “ningún lugar”).

Suerte con eso.

Juan Manuel Aragón

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

Contactar a Juan Manuel Aragón


Recomienda esta nota: