04/11/2021

Opinión

Caminante no hay camino, sino estelas en la mar

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)

¿Qué son las rutas, caminos, calles, vías, carreteras, avenidas, sendas? Más allá de las nomenclaturas establecidas por la gente en el habla popular, hay otro significado oculto para estos vocablos que, en un principio parecen sinónimos, pero quizás no lo sean. Avisemos, antes que nada, que ruta es lo mismo que “rota”, camino es “paso”, las calles sin las vacas no serían nada, las vías no están quietas, por las carreteras antiguamente se circulaba a poca velocidad, las avenidas tienen que ver con el agua y entre la senda y el meato urinario hay un paso muy cortito.


Vamos por ruta amigos: deriva del francés “route”, que es camino, carretera y a ésta a su vez del latín “rupta”, referida a un camino excavado que producía una ruptura del terreno. “Rupta”, en latín, es romper, quebrar. La ruptura del terreno era una “derrupta”, de la que viene derrota, en el sentido de derrotero, mire usté.

Camino llega al español proveniente del celta “cammin” y este a su vez de “cam”, que es paso. De ahí también son los términos caminar, caminata, caminante, encaminar. Su significado correcto es “lugar transitado habitualmente” y se refiere a las vías que se construyen para permitir el desplazamiento de personas y vehículos.

¿Y calle? Es voz que viene del del latín “callis”, que significa sendero. Según una etimología se refería a la senda que hacían algunos animales, como las vacas, al pastar y tendría la misma raíz de “calx” (talón) que ha dado calzado, alcanzar, calco, recalcar, coz. Hay etimologistas que sostienen que esta definición no es cierta y la hacen venir de otro lado. Pero dejémosla ahí y quien quiera profundizar, consiga un ´mataburros´ y se saque la duda.

Vía es tanto camino, senda, como modo o manera de hacer algo, y así se dice la vía penal, la vía civil, la vía de los hechos. La palabra tiene una raíz indoeuropea “wegh”, que sería llevar, mover, transportar en un vehículo, también vinculada al sánscrito “vah-āmi” que es conducir, traer. “Weg” es camino en antiguo inglés, que dio la actual “way”, con el mismo significado de vía en español.

Quiénes crean que una carretera es, por definición un camino para que los autos circulen a toda velocidad, se desilusionarán si tienen en cuenta que significa, como es más que lógico, “camino para carretas” que no son precisamente, un dechado de máxima velocidad. El latín “carrus” es un préstamo del galo o el céltico “carros”, que viene a ser un carro de dos ruedas, como los de la Argentina. El vocablo está vinculado con la raíz indoeuropea “kers”, que es correr y que también estaría presente en “cursus” (o sea curso).

¿Qué es una avenida? Es una creciente de agua en forma violenta que se forma en un río o arroyo. Nada que ver con una calle ancha con una platabanda en el medio. Es una gran masa de agua que se nos viene encima, parecido lo que sucede en las ciudades, cuando se aparecen todos los autos por una misma calle ancha. Le decimos avenida para mostrar que es parecido a una inundación de autos.

Y para no aburrirlos más, vamos a la palabra senda, que viene del latín “sēmita”. En un principio quería decir desvío o atajo. Está compuesta del prefijo “sē”, que es separación, (y se halla también seducir, seguro y la raíz “mi”, que se observa en el latín “meare”, que es lo mismo que pasar, y de ahí el término meato, sea urinario o nasal. Y no los aburro con otras consideraciones. Sigan en lo suyo nomás.

Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: