16/03/2021

El mundo

ANÁLISIS

La OMS asegura que "es un grave riesgo" separar a bebés recién nacidos de sus madres por el coronavirus

El organismo realizó un informe sobre el tema, que fue publicado en la revista The Lancet Eclinical Medicine.

La separación en algunos países de los recién nacidos de sus progenitores, especialmente la madre, si se sospecha que estos pueden estar contagiados por el coronavirus, aumenta el riesgo de muerte y de complicaciones para toda la vida del bebé, destacó un nuevo estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


El informe, publicado por la revista médica The Lancet Eclinical Medicine, señaló que es de vital importancia el contacto estrecho entre el recién nacido y sus progenitores, sobre todo para los bebés prematuros o de bajo peso.

Esta situación se produce mayoritariamente en los países más pobres que cuentan con la mayor cantidad de partos prematuros y defunciones infantiles.

Según el estudio, este riesgo aumenta cuando no se aplica el "método de la madre canguro", que implica que el recién nacido permanezca en contacto estrecho con uno de los progenitores, normalmente, la madre.

De aplicarse esta técnica se podrían llegar a salvar hasta 125.000 vidas de recién nacidos, ya que el contacto inmediato y prolongado de piel con piel con uno de los progenitores y la lactancia materna son especialmente importantes para los bebés prematuros o de bajo peso y reducen la mortalidad infantil al menos en un 40%, la hipotermia en más de un 70% y las infecciones graves en un 65%.

Por ello, y tras los resultados de una revisión sistemática de 20 directrices clínicas publicadas en 17 países durante la pandemia de Covid-19, se encontró que en un tercio de estas orientaciones se recomendaba separar al recién nacido de su madre si esta tenía Covid-19 o mostraba signos de esta enfermedad, la Organización calificó como "muy preocupante" las restricciones a este método.



Recomienda esta nota: