08/11/2018

Argentina

Encontraron a dos policías de la Ciudad muertos e investigan un posible femicidio

Se trata de un hombre y una mujer, cuyos cuerpos aparecieron dentro de un auto en el partido de La Matanza. Sospechan que él la mató y luego se quitó la vida.
Ampliar (1 fotos)

Los agentes habían sido pareja y estaban separados.

Dos policías pertenecientes a la fuerza de la Ciudad de Buenos Aires fueron encontrados muertos anoche adentro un auto en La Matanza. Según se supo, ambos aparecieron con un disparo en la cabeza, y se investiga si se trató de un ataque de violencia de género que terminó con el suicidio del hombre.

Se trata de Jesica Gabriela Emiliana Frizzio de 29 años y Luis Mario Carballo de 38, quienes fueron hallados sin vida dentro de un auto en el barrio de Villa Madero en el partido de La Matanza. Ocurrió el martes a las 22 y los cuerpos fueron encontrados por un hombre que los trasladó al Hospital Santojanni. Ambos presentaron disparos en la cabeza y los fallecimientos habrían sido producto de una discusión personal previa.

Dentro del auto también estaba el bebé de la pareja, un niño de 7 meses que presenció toda la violenta situación y estuvo dentro del auto hasta que los familiares del policía lo encontraron.

"Tenemos testigos que escucharon la discusión y los dos disparos. Sabemos que la relación entre ellos no era buena. Todo indica que fue un femicidio seguido de suicidio, pero hay que esperar las autopsias y las pericias para terminar de confirmarlo", dijo una fuente judicia a Crónica.

El violento episodio ocurrió frente a la casa que era de ambos, en La Matanza, donde se cree que la ex pareja se juntó a charlar dentro del Volkswagen Gol Trend , aunque por algún motivo, algo desencadenó una discusión que llevó a que las cosas terminaran de la peor manera.

Carballo pertenecía a la División Eventos Deportivos de la Policía de la Ciudad, y   Frizzio era integrante de la Comisaría Vecinal 9A, también correspondiente a la fuerza de seguridad porteña. La mujer que perdió la vida antes de llegar al hospital tenía una herida de bala mortal en el cráneo. Mientras que Carballo, también con un disparo en la cabeza, acudió al hospital con muerte cerebral y su deceso fue confirmado recién a las 3 de la mañana.


Según confirmaron a Clarín, la agente era mamá de otros dos hijos que había tenido fruto de otra relación. Por su parte, Carballo tenía 39 años, y era padre del bebé que había tenido con la policía.

Lo que se sabe hasta el momento, es que la joven se había mudado a la casa de Carballo ante la llegada del niño, pero recientemente había abandonado el domicilio por las peleas. Por eso mismo, se cree que su ex la citó para charlar, y que dentro del auto comenzó una pelea que llevó a que el oficial le dispara con su arma reglamentaria a su ex novia en la cabeza.

Ante el terrible hecho, él también habría decidido quitarse la vida, y tras el ruido del estruendo, la familia de Carballo salió a ver qué era lo que pasaba y la peor de las sospechas se hicieron realidad: la pareja estaba herida de gravedad dentro del auto, junto al bebé que estaba sano.

 La investigación quedó a cargo del fiscal Claudio Fornaro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios del Departamento Judicial la Matanza, por lo que ya se pidió el relevamiento de las cámaras de seguridad del lugar, al mismo tiempo que se espera que el resultado de la autopsia indique si realmente se trató de una agresión por parte de Carballo y de su posterior suicidio. (nueva-ciudad.com; bigbangnews.com)


Recomienda esta nota: