06/12/2018

Tucumán

La madre de Franco Núñez sigue esperando que cotejen su ADN con el de dos cadáveres

La mujer fue a Tribunales y le dijeron que la causa de la desaparición de su hijo, ocurrida hace 4 años, ya no es investigada y que perdieron el escrito en el que ella informaba sobre la aparición de restos óseos y pedía el ADN.
Hoy, la mamá de Franco Núñez fue a Tribunales. Quería saber si la fiscalía que busca a su hijo ya había cotejado su ADN con el de dos restos óseos masculinos hallados en julio y agosto. Franco tiene 26 años, retraso madurativo y está desaparecido desde 2014
¿Saben qué le dijeron?
Que a su causa ya ni siquiera la investiga el fiscal, la pasaron (paralizada) a una oficina de "resolucion de causas". Que perdieron el escrito en el que ella informaba sobre la aparición de restos óseos y pedía el ADN. Entonces (escuchen bien que acá se pone surrealista)...
... cómo perdieron el escrito donde ella hace un mes informaba de la aparición de los cadáveres, ellos no sabían que habían aparecido dos cadáveres. La señora pidió que le tomen declaración, para informarles formalmente que habían aparecido dos cadáveres.
Le dijeron que tiene que informarlo por escrito. Ella dijo que ya lo informo por escrito pero ellos extraviaron, o no leyeron o no dieron trámite al escrito. Qué igual, que vuelva a informar por escrito. Ella es analfabeta.
Cómo no le querían tomar declaración, seguian "sin tomar conocimiento" de la aparición de dos cadáveres. Le dijeron que si quería declarar tenía que venir con un abogado. Ella le dijo que no tenía plata. Qué vaya a la Defensoría Pública y ahi pida que un abogado presente un escrito pidiendo fecha para que ella vaya a declarar y así, por fin, ellos iban a tomar conocimiento de la aparición de dos cadáveres. Dato que ya conocía todo tribunales porque esto fue a los gritos.
Nos dijeron que, aunque ellos se den por enterados de la existencia de los dos cadáveres no se iban a poner a pedir una muestra para cotejarla con la del desaparecido. Que las fiscalías que tienen los cadáveres tienen que pedirles a ellos la causa para cotejar.
Les dijimos que supuestamente eran ellos los que buscaban a Franco así que debían ellos pedir el ADN. Nos contestaron -casi a los gritos- que tenían mucho trabajo, que ellos no iban a hacer en 20 días lo que no se hizo en cuatro años.
En definitiva: ellos no saben que aparecieron cadáveres y, cuando sepan, si logramos que algún día nos reciban la información, vamos a tener que morir sin saber si alguno es de Franco porque ellos tienen mucho trabajo, están tapados de causas, están sobrepasados.
¿Saben cómo terminó todo? Conseguimos un abogado, el doctor Carlos Garmendia . Él se presentó y lo trataron como a un rey. Le dijeron "sí doctor" y se dieron por enterados de la aparición de los dos cadáveres. Le dijeron que iban a dar trámite urgente.
Los empleados ya están denunciados en la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia. Van a aprender a no tratar JAMAS de esa manera a una víctima, a una persona analfabeta y que se presenta sin abogado por ser pobre.

La noche del 7 de diciembre de 2014 por las lluvias, el canal sur de la capital tucumana a la altura de Américo Vespucio había crecido. Varios vecinos vieron el puente desmoronarse y presenciaron cómo el agua se llevaba a Franco Núñez, un joven de 26 años con retraso madurativo.

Este jueves, a un día de cumplirse los cuatro años de su desaparición, Margarita Luna, la mamá de Franco, fue a Tribunales para averiguar si la fiscalía que busca a su hijo ya había cotejado su ADN con el de dos restos óseos masculinos hallados en julio y agosto

La respuesta, informó la periodista Mariana Romero, fue totalmente inesperada. Le dijeron que su causa ya ni siquiera es investigada por el fiscal, porque la pasaron a una oficina de "resolucion de causas", donde quedó "paralizada".

Además, le dijeron que extraviaron el escrito en el que ella informaba sobre la aparición de los restos óseos y pedía que se realice el ADN. Afirmaron que como perdieron el escrito, ellos no sabían que habían aparecido dos cadáveres.

Al enterrarse de esta situación, la mujer pidió que le tomen declaración nuevamente para informarles formalmente que habían aparecido dos cadáveres. La respuesta fue que debe informarlo por escrito,a pesar de ser analfabeta. Ella les señaló que ya lo informó por escrito pero ellos extraviaron, o no leyeron o no dieron trámite al escrito.

Cómo no le querían tomar declaración, seguían "sin tomar conocimiento" de la aparición de dos cadáveres, informó Romero. Le dijeron que si quería declarar tenía que presentarse con un abogado. Como la mujer es de muy bajos recursos, le dijeron que se presente en la Defensoría Pública y pida que un abogado presente un escrito pidiendo fecha para que ella vaya a declarar y así, por fin, ellos iban a tomar conocimiento de la aparición de dos cadáveres.

Aún así, le dijeron que aunque ellos se den por enterados de la existencia de los dos cadáveres no pedirían una muestra para cotejarla con la del desaparecido porque las fiscalías que tienen los cadáveres tienen que pedirles a ellos la causa para cotejar porque "tienen mucho trabajo, que ellos no iban a hacer en 20 días lo que no se hizo en cuatro años", escribió la periodista.

Finalmente, la familia se puso en contacto con el abogado Carlos Garmendia. Al presentarse el letrado en Tribunales, reconocieron la aparición de los dos cadáveres y le dijeron que iban a dar trámite urgente.

Los empleados que atendieron a Luna fueron denunciados en la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia



Recomienda esta nota: