05/02/2019

Policiales

El comisario que robó alumbrado público había sido distinguido con una medalla de oro

En diciembre, Antonio Alfredo Pineda recibió de manos del gobernador Juan Manzur una distinción en el marco del 197° aniversario de la Policía. Ya tenía antecedentes.
El comisario detenido por robar cables había recibido una medalla de oro en diciembre
Antonio Alfredo Pineda había sido distinguido durante el 197° aniversario de la Policía. El uniformado, sin embargo, ya contaba con antecedentes por excederse en sus funciones.
Hace 11 Hs Más visto 205 4949
4
 
JUNTOS. Pineda y Manzur, en el acto de la Policía.
Antonio Alfredo Pineda, el comisario detenido por robar cables de alumbrado público en Juan Bautista Alberdi, había recibido una medalla de oro en el mes de diciembre durante el 197° aniversario de la Policía. El gobernador, Juan Manzur, fue quien le entregó el reconocimiento; lo hizo junto al vicegobernador, Osvaldo Jado.
Un comisario fue detenido por robar cables de alumbrado público
"Orgulloso de haber recibido de manos del señor gobernador y del señor vicegobernador la medalla de oro. A seguir poniéndole el pecho a las balas", escribió en aquella oportunidad Pineda, quien se desempeña como jefe de la comisaría de Arcadia.
En las últimas horas, el uniformado quedó aprehendido tras ser acusado de cortar cables de alumbrado público en la zona de camino a San Roque, en Alberdi. El oficial fue 'pescado' infraganti por un grupo de vecinos que alertaron a las autoridades. Además, fue denunciado por los testigos, quienes dijeron que el policía los había amenazado con una escopeta.
Antecedentes
Pineda, sin embargo, ya contaba con antecedentes por excederse en sus funciones. Según confiaron fuentes judiciales, en 2013, siendo jefe de comisaría de Los Sarmientos, personal subalterno de él lo denunció por prácticas ilegales. La causa llegó a juicio por privación ilegítima de la libertad, amenazas y falsificación de instrumento público.
El uniformado también estuvo procesado junto a cuatro colegas por un cuádruple homicidio ocurrido el 26 de julio de 2003, en la ruta provincial 308, cerca de la localidad de La Madrid. 
Aquella noche fueron abatidos Carlos Figueroa, Leonardo Pérez, Miguel Angel Páez y Ricardo Ignacio Tapia, cuando supuestamente estaban por asaltar un camión.
La fiscala Alicia De Blasis de Morelli había pedido la absolución los policías acusados de matar con "alevosía y ensañamiento" a las víctimas, con excepción de Pineda, para quien solicitó cinco años de prisión por homicidio culposo. Blasis de Morelli consideró que el uniformado tenía reducido a Tapia cuando disparó varias veces contra su humanidad. Los jueces del Tribunal de Concepción, sin embargo, resolvieron absolver a los acusados en abril de 2012.
Antes de que el tribunal entrara a deliberar el fallo, dio la posibilidad a los acusados de brindar su última exposición sobre el caso. Todos coincidieron en sostener que actuaron en defensa propia y en cumplimiento de sus deberes de policías. "Me siento orgulloso de que, a partir de aquel hecho, nunca más hubo piratas del asfalto", afirmó Pineda en aquel entonces.
FANÁTICO. El uniformado es un conocido “gallero” en la zona sur.
La misma fuente judicial confió que el comisario fue denunciado por haber encarcelado a vecinos de Los Sarmiento sin causa contraversional ni penal. Se comprobó, incluso, que hizo de una habitación de la comisaría un calabozo no habilitado con una puerta de reja. La causa se elevó a juicio en 2016, pero Pineda apeló la decisión del juez que rechazó su pedido de sobreseimiento.
Hace un año
En febrero de 2018, Pineda le disparó a un presunto ladrón que había ingresado a su casa. Según lo que declaró en ese momento, dijo que fue un enfrentamiento. 
Pero la investigación descubrió que el comisario en realidad lo fue a buscar a su casa y le disparó mientras dormía.
Pineda recuperó la libertad luego de habérsele impuesto una caución de $ 30.000.

Antonio Alfredo Pineda, el comisario detenido por robar cables de alumbrado público en Juan Bautista Alberdi, había recibido una medalla de oro en el mes de diciembre durante el 197° aniversario de la Policía.

El gobernador, Juan Manzur, fue quien le entregó el reconocimiento junto al vicegobernador, Osvaldo Jado. "Orgulloso de haber recibido de manos del señor gobernador y del señor vicegobernador la medalla de oro. A seguir poniéndole el pecho a las balas", escribió en aquella oportunidad Pineda, quien se desempeña como jefe de la comisaría de Arcadia.

En las últimas horas, el uniformado quedó aprehendido tras ser acusado de cortar cables de alumbrado público en la zona de camino a San Roque, en Alberdi. El oficial fue 'pescado' infraganti por un grupo de vecinos que alertaron a las autoridades. Además, fue denunciado por los testigos, quienes dijeron que el policía los había amenazado con una escopeta.

Pineda, sin embargo, ya contaba con antecedentes por excederse en sus funciones. Según confiaron fuentes judiciales, en 2013, siendo jefe de comisaría de Los Sarmientos, personal subalterno de él lo denunció por prácticas ilegales. La causa llegó a juicio por privación ilegítima de la libertad, amenazas y falsificación de instrumento público.

El uniformado también estuvo procesado junto a cuatro colegas por un cuádruple homicidio ocurrido el 26 de julio de 2003, en la ruta provincial 308, cerca de la localidad de La Madrid. Aquella noche fueron abatidos Carlos Figueroa, Leonardo Pérez, Miguel Angel Páez y Ricardo Ignacio Tapia, cuando supuestamente estaban por asaltar un camión.

La fiscala Alicia De Blasis de Morelli había pedido la absolución los policías acusados de matar con "alevosía y ensañamiento" a las víctimas, con excepción de Pineda, para quien solicitó cinco años de prisión por homicidio culposo. Blasis de Morelli consideró que el uniformado tenía reducido a Tapia cuando disparó varias veces contra su humanidad. Los jueces del Tribunal de Concepción, sin embargo, resolvieron absolver a los acusados en abril de 2012.

Antes de que el tribunal entrara a deliberar el fallo, dio la posibilidad a los acusados de brindar su última exposición sobre el caso. Todos coincidieron en sostener que actuaron en defensa propia y en cumplimiento de sus deberes de policías. "Me siento orgulloso de que, a partir de aquel hecho, nunca más hubo piratas del asfalto", afirmó Pineda en aquel entonces.

La misma fuente judicial confió que el comisario fue denunciado por haber encarcelado a vecinos de Los Sarmiento sin causa contraversional ni penal. Se comprobó, incluso, que hizo de una habitación de la comisaría un calabozo no habilitado con una puerta de reja. La causa se elevó a juicio en 2016, pero Pineda apeló la decisión del juez que rechazó su pedido de sobreseimiento.

En febrero de 2018, Pineda le disparó a un presunto ladrón que había ingresado a su casa. Según lo que declaró en ese momento, dijo que fue un enfrentamiento. 

Pero la investigación descubrió que el comisario en realidad lo fue a buscar a su casa y le disparó mientras dormía.

Pineda recuperó la libertad luego de habérsele impuesto una caución de $ 30.000.


Recomienda esta nota: