04/03/2019

Tucumán

Un sospechoso murió en un enfrentamiento con la Policía en Villa Muñecas

El sujeto se encontraba en una camioneta junto a otros sujetos que intentaron huir al divisar un móvil del 911. Hay varios prófugos y en el vehículo se hallaron elementos utilizados para realizar robos.
Ampliar (1 fotos)

Los compañeros del muerto lo abandonaron y se dieron a la fuga.

Un hombre murió en un enfrentamiento con la Policía en Villa Muñecas. El hecho sucedió durante la madrugada del domingo, cuando él y otros huían de oficiales en una camioneta. Aparentemente fueron arrinconados y empezó un tiroteo, en el que el fallecido (aún sin identificar) recibió un balazo en la cabeza.

Cerca de las 4, agentes del 911, de la dirección general de drogas peligrosas (Digedrop), la de Delitos Telemáticos y el Cuerpo Especial de Rescate y Operaciones (CERO) realizaban recorridos preventivos. Sobre la calle México, a la altura del Cottolengo Don Orione, encontraron una camioneta Toyota Hilux gris estacionada con varias personas en su interior. Los ocupantes aceleraron e intentaron huir del lugar cuando notaron la presencia policial.

Se inició entonces una persecución que terminó en la calle Alejandro Heredia al 2.700, en un terreno baldío junto a las vías de tren, donde los que iban a bordo de la camioneta se detuvieron. Empezó un tiroteo entre ellos y las fuerzas policiales, pero instantes después los sujetos, aprovechando la oscuridad, huyeron a pie y se escabulleron entre los asentamientos ubicados junto a las vías. Los agentes no continuaron la persecución por falta de visibilidad.

En la camioneta, los policías encontraron el cuerpo sin vida de un hombre con una herida de bala en la nuca. Junto a él había un arma de fuego de calibre 9 milímetros, así como también barretas, pinzas y cortafierros (elementos utilizados para realizar escruches). Después de haber trazado un perímetro, un policía encontró un revólver plateado sobre las vías, a 40 metros de la escena.

Una hora después, la fiscala Adriana Giannoni, a cargo de la Fiscalía especializada en Homicidios, observó la evidencia recolectada y ordenó que no se adoptaran medidas privativas de libertad a los policías involucrados en la persecución. Sin embargo, se secuestraron todas las armas de los agentes junto con los vehículos implicados. (La Gaceta)



Recomienda esta nota: