08/03/2019

Tucumán

Ya son dos los hombres con tobillera electrónica en Tucumán por violencia de género

El dispositivo tiene como finalidad evitar que el individuo se acerque a menos de 300 metros de la víctima.
Ampliar (1 fotos)

Se trata del segundo caso de un hombre con tobillera por violencia de género.

La Justicia le colocó una tobillera electrónica a un hombre que tiene una prohibició para acercarse a su ex pareja y al grupo familiar de ella. La Fiscalía Especializada en Violencia Familiar y de Género II le colocó el dispositivo electrónico de seguimiento, es el segundo caso en Tucumán.

La tobillera funciona de manera dual, es decir con dispositivos para las dos partes. El aparato en poder del victimario posee un GPS y se activa si el acusado se acerca a un radio inferior a 300 metros de la víctima. Es decir, que no hace falta que ella active el suyo, si advierte peligro.

El sistema también le permitirá a la Policía comunicarse con ambos, víctima y victimario. El dispositivo es monitoreado por la División de Visualización y Monitoreo del 911.

“Vamos a poner en funcionamiento estas pulseras para monitorear a las personas imputadas, acusadas o de medidas impuestas por la justicia. La ventaja es que no se priva de la libertad sino de lo necesario. Se conoce el recorrido y el movimiento del portador del dispositivo. Ante cualquier hecho o acercamiento a lugares donde no le está permitido por la Justicia se activa una alarma que advierte tal situciaón. De esta forma, se liberan lugares de detención para tener detenidos por otros delitos, en colaboración y con aporte de la policía que hoy está dando resultado”, explicó el Ministro Fiscal, Edmundo Jiménez, en conferencia de prensa.

Por su parte, el Ministro de Seguridad, Claudio Maley, expresó: “Debemos dar gracias a la tecnología y le ofrecemos seguridad a la víctima y también al denunciado. Funcionan de manera electrónica con sensores y con un operador que percibe cuando se sacan la alarma o se produce un acercamiento indebido. Tenemos que resguardar a la víctima o un llamado de emergencia ante un hecho de inseguridad que esté expuesta”.

Las pulseras electrónicas comenzaron a ser usadas en casos de violencia de género a partir de un acuerdo al que llegar el Ministerio Público Fiscal y el Ministro de Seguridad.

“En una primera etapa, habrá disponibles 35 dispositivos que fueron provistos por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Hasta acá, los resultados han sido ampliamente satisfactorios. La experiencia con la primera pulsera que colocamos en diciembre del año pasado, fue por demás efectiva. El informe proporcionado para la policía, da cuenta de que el hombre que tenía restricción de acercamiento no violó la limitación judicial. Sólo una vez, pero de manera involuntaria, porque es taxista y en virtud de su trabajo circuló cerca del lugar donde se encontraba la víctima”, sostuvo Julieta Abaca, Secretaria de la Fiscalía Especializada en Violencia Familiar y de Género II.

 


Recomienda esta nota: