24/05/2019

Policiales

Dos policías se tirotearon por error en Lincoln

Al llegar por distintos sectores, en el fuego cruzado no se reconocieron como miembros de la fuerza
Ampliar (1 fotos)

Saúl Ballesteros de 30 años, policía muerto en el tiroteo

Un efectivo de la Policía Bonaerense murió baleado este jueves y otro resultó herido en la ciudad bonaerense de Lincoln aparentemente en un tiroteo por error entre ambos cuando acudieron a un llamado de emergencia

El hecho ocurrió cerca de las 5 de la madrugada del jueves en la calle Guido Spano entre San Lorenzo y Fortín Chiquito, del barrio Sagrado Corazón, una zona de muy poca iluminación de esa ciudad del noroeste de la provincia de Buenos Aires.

Ante un llamado de emergencia desde una vivienda que el miércoles había sido allanada en una causa por violencia de género, acudieron al lugar por lo menos cinco efectivos distribuidos en una patrulla y dos motos.

Según lo investigado, el móvil y las motocicletas se desplazaron por distintos sectores y por alguna razón hubo un fuego cruzado entre ellos, ya que aparentemente no se reconocieron como integrantes de la fuerza.

Sobre lo sucedido Oscar Carrizo, subsecretario de Prevención Ciudadana de Lincoln, dijo que "los policías fueron convocados a una vivienda tras un llamado al servicio de emergencia por la presencia de un prófugo que tenía pedido de captura dispuesto por personal del Juzgado de Garantías de Junín por un caso de violencia de género".

Según el funcionario municipal, a unas dos cuadras antes de llegar una de las motos dobló para rodear al inmueble y los otros móviles continuaron derecho y que "dado que en esa zona había poca iluminación, los policías se encontraron de frente a menos de ochenta metros entre sí y mutuamente dieron la voz de alto pero al parecer desconfiaron hasta que uno de ellos efectuó un disparo que originó el tiroteo entre los grupos", relató el subsecretario y añadió: "El hombre buscado ya no estaba, evidentemente los efectivos no se reconocieron y el desenlace fue esta tragedia".

Como consecuencia del enfrentamiento, el subteniente Saúl Ballesteros de 30 años recibió un tiro a la altura del corazón y murió cuando era trasladado al hospital local. El otro policía, identificado como el subinspector Juan Manuel Pérez de 38 años, resultó herido de tres impactos, uno en un brazo, otro en una pierna y el restante en un hombro y sin que su vida corriera peligro, "se encuentra internado en el hospital de Lincoln aunque podría ser trasladado a Junín en las próximas horas", aseguró Carrizo.

Por el hecho, el fiscal Sergio Terrón, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 5 de Junín acudió al lugar y dispuso las primeras medidas para determinar lo sucedido y secuestró de las armas de los policías

Además, el funcionario ordenó que se haga la autopsia en la morgue judicial para determinar las causas de la muerte de Ballesteros, quien al momento del enfrentamiento no llevaba chaleco antibalas.

La investigación quedó centrada en una presunta negligencia de los efectivos al no cumplir con los protocolos de seguridad previstos para estos procedimientos.

En la escena del homicidio trabajó personal de Policía Científica, de la Ayudantía Fiscal de Lincoln que, además, recibió apoyo de Defensa Civil y de bomberos.

A raíz del fallecimiento del policía, la Municipalidad de Lincoln decretó un día de duelo, la suspensión de actos oficiales y la colocación de las banderas patria, bonaerense y distrital a media asta en señal de acompañamiento a la familia de Ballesteros. (infobae.com)


Recomienda esta nota: