09/06/2019

Policiales

Degollaron a un diácono y sospechan de su entorno

Se trata de Guillermo Luquin de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, de la Diócesis de Lomas de Zamora. Lo hallaron sin vida envuelto en sábanas e investigan si se trató de un homicido perpetrado por alguien que lo conocía.
Ampliar (1 fotos)

El Diácono asesinado.

El diácono Guillermo Luquin, de 52 años, fue encontrado muerto este domingo al mediodía en su casa, ubicada en la calle Bombero Ariño 829, de Villa Galicia, en la localidad de Temperley del partido bonaerense de Lomas de Zamora.

El cuerpo del religioso, envuelto en sábanas y con al menos una herida cortante en su cuello, fue hallado a raíz de un llamado al 911 del sobrino de la víctima. Era diácono de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, de la Diócesis de Lomas de Zamora.

Los investigadores aseguraron que a simple vista no observaron signos de un posible robo en el lugar y el sobrino de Luquin explicó que no faltaba nada en la vivienda. Los peritos no detectaron que las puertas o ingresos al lugar hayan sido violentados, por lo que la principal hipótesis apunta a que la víctima conocía a su o sus asesinos y les permitió el ingreso, según explicó a Télam el jefe policial que participa de la pesquisa.

Intervino el personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Carlos Baccini, quien inició actuaciones por "averiguación causales de muerte" a la espera de los resultados preliminares de la autopsia.

Desde el Instituto Nuestra Señora del Carmen (INSC) iamentaron la perdida del diácono: "Los frailes y la comunidad educativa del colegio nos unimos al dolor de la familia de Guillermo y le damos gracias por todo lo que Guillermo realizó en el colegio y la Parroquia Nuestra Señora del Carmen".

A su vez, desde la Unión de Padres del INSC también expresaron su pesar a través de Facebook: "Con mucha tristeza tenemos que informar que ha fallecido nuestro diácono querido, Guillermo Luquin, en un hecho de inseguridad. Haremos llegar por este medio la información, para quienes quieran darle el ultimo saludo. Que descanses en paz Querido Guille".

Luquin también era empleado del Banco Provincia. Como diácono de la comunidad, casó a muchos compañeros de trabajó, bautizó a los hijos de esos compañeros y los acompañó cuando tenían problemas de salud. (minutouno.com)


Recomienda esta nota: