10/02/2020

Policiales

Salvaje ataque de una patota a un joven de 17 años que terminó en terapia intensiva

Hay seis detenidos por el hecho registrado a la salida de un boliche. El ataque ocurrió a menos de un mes del asesinato de Fernándo Báez Sosa, por un grupo de rugbiers en Villa Gesell.
Salvaje ataque de una patota a un joven de 17 años que terminó en terapia intensiva | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Salvaje ataque de una patota a un joven de 17 años que terminó en terapia intensiva

A menos de un mes del asesinato de Fernando Báez Sosa, el joven al que un grupo de rugbiers mató a golpes en la ciudad de Villa Gesell, una patota volvió a protagonizar un violento ataque contra un chico de 17 años a la salida de un boliche en el departamento de Apóstoles, al sur de la provincia de Misiones. El adolescente fue golpeado por los agresores hasta quedar inconsciente y luego fue trasladado a un hospital local, donde permanecía internado en estado crítico.

El hecho ocurrió durante la madrugada de este domingo y poco tiempo después la Policía pudo detener a los seis presuntos responsables, tras una serie de operativos realizados en un barrio de la zona.

De acuerdo con lo que precisaron los medios locales, la víctima, identificada como Valentín Maximiliano Monzón, fue atacada por al menos seis personas que le pegaron cuando estaba saliendo de un local bailable en la mencionada localidad misionera.

Según se investiga, todo habría comenzado cuando Monzón salió del boliche junto a su hermana y algunas amigas a las que iba a acompañar hasta sus respectivas casas porque el lugar había cerrado. Mientras estaba en la vereda, el grupo vio que se había desatado una corrida en el lugar, por lo que intentaron huir de la zona de conflicto.

Sin embargo, unos metros más adelante el joven fue alcanzado por la patota, que primero lo golpeó en la cabeza con un cascote y luego comenzó a patearlo cuando ya estaba prácticamente inconsciente en el piso. Fue entonces cuando sus amigos llamaron a una ambulancia, al tiempo que le avisaron a los padres de la víctima sobre lo que había sucedido.

Unos minutos más tarde, Monzón fue trasladado en estado crítico al Hospital Escuela Dr. Ramón Madariaga, ubicado a unas cuadras del lugar donde ocurrió el ataque, pero al revisarlo, los médicos decidieron derivarlo a una clínica de la capital provincial para que le realizaran estudios de mayor complejidad y se pueda determinar la gravedad de sus heridas.

Los primeros informes dieron cuenta de que la víctima presentaba traumatismo de cráneo, rotura de maxilar inferior, rotura de tabique nasal, rotura de piezas dentales, contusiones en las costillas provocadas presumiblemente por puntapiés, brazo y antebrazo quebrado en tres partes, según precisó el diario Primera Edición, de Misiones.

“El médico que lo revisó nos explicó que temía que se le formara un coágulo en la cabeza e intentaban que no se duerma para que no se agrave su situación”, explicó la madre del chico al mencionado medio.

Por otra parte, el padre de Monzón radicó una denuncia en la comisaría local y poco tiempo después efectivos del Comando Radioeléctrico de Apóstoles lograron capturar en diferentes operativos a seis sospechosos: tres jóvenes de 19 años, dos de 18 y uno de 17. Primero fueron arrestados cuatro de ellos en el Barrio 200 Viviendas y luego se pudo dar con los otros dos.

La causa quedó en manos del Juzgado de Instrucción N° 4, que ordenó que cinco de los detenidos permanezcan alojados en sede policial, mientras que el único menor involucrado será trasladado a la Unidad Penal IV de Posadas, donde permanecerá a disposición del Juzgado Correccional y de Menores N° 2.



Recomienda esta nota: