25/02/2020

Policiales

DESDE SANTA CRUZ

La mujer violada en Puerto Deseado emprendió el regreso a Salta

La víctima del ataque sexual dejó esta madrugada el Hospital Distrital de Puerto Deseado y comenzó su vuelta hacia la provincia.

La mujer que fue violada en la localidad de Puerto Deseado, Santa Cruz, emprendió el regreso a la provincia de Salta, donde vive, junto al féretro de su hijo de 4 años, asesinado en el mismo hecho, en tanto el padre de uno de los acusados le pidió "perdón" por lo ocurrido y dijo que su hijo tiene que "pagar" por lo que hizo.

Según informó la agencia Télam, este martes a las 7.30, la mujer violada, junto con su esposo y tres de sus hijos -una joven, un integrante del Ejército o otro de Gendarmería-, partieron con el féretro del menor asesinado rumbo a la ciudad de Comodoro Rivadavia, desde donde abordarán un vuelo rubo a Salta, previo paso por Buenos Aires, con destino a la ciudad de Rosario de la Frontera, donde viven.
Según informó la agencia Télam, este martes a las 7.30, la mujer violada, junto con su esposo y tres de sus hijos -una joven, un integrante del Ejército y otro de Gendarmería-, partieron con el féretro del menor asesinado rumbo a la ciudad de Comodoro Rivadavia, desde donde abordarán un vuelo rubo a Salta, previo paso por Buenos Aires, con destino a la ciudad de Rosario de la Frontera, donde viven.

Anoche, horas antes de partir, la víctima y su familia salieron a la puerta del hospital de Puerto Deseado y agradecieron a los vecinos y a la prensa el apoyo brindado.

Antes, durante la tarde, en una rueda de reconocimiento, la mujer había identificado al adolescente como la segunda persona que participó del ataque y que se llevó a su hijo, que finalmente apareció asesinado a golpes.

Tras esa medida, el ministro de Seguridad de la provincia, Lisandro de la Torre, aseguró que "a nivel policial el caso está esclarecido y los dos sospechosos puestos a disposición de la Justicia".


El triste episodio

El hecho ocurrió el jueves último cuando la mujer y su hijo de 4 años, quienes estaban de visita en Puerto Deseado, caminaban por la playa Cavendish.

De acuerdo a los datos que pudo aportar la víctima a la Policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, la obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados, y luego la atacaron con el objetivo de abusar sexualmente de ella.

Según lo que relató, en medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes y dejaron abandonado a pocos metros de donde se hallaba su madre.



Recomienda esta nota: