26/06/2020

Policiales

SECUESTRO EXTORSIVO

Un joven fue secuestrado y su padre tuvo que pagar un rescate de $1.800.000

La víctima circulaba en su automóvil cuando fue abordado por los delincuentes armados.

La Policía y la Justicia investigan el secuestro que sufrió un hombre en la localidad de Villa Luzuriaga, en el partido de La Matanza y fue liberado tres horas más tarde en Ciudadela, tras el pago del rescate, según precisaron.


Hasta el momento no habría ningún detenido por el caso que se habría registrado el miércoles, pero recién se conoció en las últimas horas.

El hecho sucedió cuando la víctima, un hombre joven cuya identidad se mantiene en reserva, circulaba en su auto por Villa Luzuriaga, en el oeste del conurbano.

El damnificado fue abordado por delincuentes armados que se subieron a su propio vehículo, se lo llevaron cautivo y llamaron a su padre para pedir un rescate a cambio de su liberación.

Como las llamadas extorsivas entraron a la casa de sus padres, en el barrio porteño de Villa Devoto, el caso comenzó a ser investigado por el fiscal federal en turno en la Capital Federal, Gerardo Pollicita, quien de inmediato convocó a los detectives del Departamento Antisecuestros de la Policía Federal Argentina (PFA).

Según las fuentes, el padre de la víctima pagó un rescate de 1.800.000 pesos y luego de tres horas de cautiverio el joven fue liberado en la localidad de Ciudadela, en el partido de Tres de Febrero.

Pollicita pidió colaboración a la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese), a cargo de su colega el fiscal federal Santiago Marquevich, y como la captura, el pago del rescate y la liberación se dieron en ámbito del oeste del conurbano, analizaba girar la investigación a la fiscalía federal de Morón.

“Creemos que pudo ser obra de una banda que actúa al voleo y que durante esta cuarentena cometió algunos secuestros, entre ellos, a fines de mayo, el de un escribano en Ituzaingó”, confió uno de los investigadores judiciales.

Según el último informe publicado por la Ufese, durante todo mayo se cometieron en el país cuatro secuestros extorsivos, todos en el conurbano bonaerense -dos fueron en Ituzaingó, otro en Temperley y otro en Lanús-, y tuvieron como víctimas a tres hombres y una mujer.

De acuerdo al reporte de la Ufese -que recopila la información de todas las fiscalías federales que intervienen en estos hechos-, en todo 2015 hubo en el país 294 secuestros; en 2016, fueron 227; en 2017, 185; en 2018, 111; en 2019, 44; y en los primeros cinco meses de 2020 ya se reportaron 21.



Recomienda esta nota: