26/06/2020

Policiales

Lomas de Zamora

"Mamá, me arruinaron": el relato del allanamiento equivocado que dejó sin la visión de un ojo a un adolescente

La madre y el padrastro de Ignacio Seijas, el joven que recibió un disparo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, cuentan cómo fue el operativo que les cambió la vida.
Mamá, me arruinaron: el relato del allanamiento equivocado que dejó sin la visión de un ojo a un adolescente | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Ignacio Seijas es atendido en un hospital después de haber sido disparado por un uniformado el 20 de junio, en la Provincia de Buenos Aires (Argentina).

Una familia denuncia que la policía realizó al menos un disparo de bala de goma hacia el rostro de su hijo en el medio de un allanamiento en una casa equivocada, lo que provocó la pérdida total de la capacidad visual del ojo del hijo. "Le reventaron el ojo", lamenta Nilda Marina Candia, la madre del adolescente.


Ocurrió luego de que un efectivo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires le haya disparado en el rostro durante un allanamiento equivocado. Junto a Nelson Cabrera, el padrastro del menor, Nilda le contó a RT cómo fue el operativo en su hogar.

El sábado 20 de junio, fecha en que se celebraba el Día de la Bandera Nilda y Nelson no se levantaron gracias al despertador. Eran las 8:30 de la mañana, y un estruendo les hizo abrir los ojos de repente: "Entraron a mi casa rompiendo el vidrio de la puerta con un ariete", dice el hombre.

Ya sin tiempo a reaccionar, la pareja vio desde la cama al escuadrón del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) irrumpiendo en la habitación, luciendo armas y escudos. "¡Al piso! ¡Al piso!", les habría gritado un uniformado, mientras les apuntaba con su armamento.

De acuerdo a la información difundida por la madre de Ignacio en redes sociales, el joven se levantó sorprendido por los ruidos e intentó abrir la puerta de su habitación con un cuchillo, “lo que hacía habitualmente al no tener picaporte”. Al verlo con el cuchillo en la mano, uno de los policías disparó sobre él con posta de goma y dio en el rostro de Ignacio: tras ser atendido en el hospital Gandulfo, los médicos concluyeron que perdió la totalidad de la capacidad visual del ojo derecho, donde se produjo el impacto.

La versión policial sería, de acuerdo a portales periodísticos locales, que el disparo se realizó “en forma intimidatoria” luego de que el adolescente apareciera desde su habitación con el cuchillo en la mano. Asimismo, los efectivos alegarían que Ignacio intentó atacarlos.

Ahora el titular de la UFI 8 de Lomas de Zamora especializada en Violencia Institucional, el fiscal Sebastián Bisquert, investiga el accionar de los policías e intenta determinar la identidad del responsable de las lesiones recibidas por Ignacio Seijas.



Recomienda esta nota: