27/07/2020

Policiales

AGRESIÓN

Salvaje ataque a una mujer policía durante un control vehicular

La acusada quedó aprehendida. Antes había intentado fugarse de un control por incumplir los protocolos de prevención.

Una mujer policía recibió una agresión con una piedra en el rostro, cuando intentó reducir a una mujer que circulaba como acompañante en una motocicleta con una niña en brazos. La acusada además estaba violando las medidas dispuestas para prevenir el Covid-19. Por disposición de la Fiscalía, la agresora y el conductor de la moto quedaron aprehendidos.


En la tarde del domingo, efectivos de la División Prevención de La Banda, Santiago del Estero, realizaban un control vehicular en calle Belgrano y 23 del barrio Lourdes, solicitando la documentación para circular y haciendo cumplir las medidas establecidas por el protocolo en estos tiempos de pandemia.

Fue entonces cuando los uniformados le pidieron al conductor de una moto y su acompañante que detengan la marcha. Ellos no hicieron caso y emprendieron una breve fuga, ya que a las pocas cuadras fueron interceptados.

Según informaron desde la Policía, en ese momento se bajó del rodado una joven que iba de acompañante y llevaba entre sus brazos a una niña. Y, sin mediar palabras, comenzó a insultar al oficial responsable del operativo, quien dio intervención al personal policial femenino.

La mujer, enfurecida, no escuchaba razones de la policía que intentaba calmarla e identificarla, y de repente tomó una piedra del suelo y se la arrojó en la cara a la uniformada, ocasionándole una herida cortante en la zona del ojo izquierdo.

De todos modos, con el rostro ensangrentado, la mujer policía continuó con su trabajo y logró reducir a la agresora y trasladarla a la sede policial junto a la menor de edad y al conductor de la moto. En tanto que el rodado fue secuestrado preventivamente y trasladado a la misma dependencia.

Una vez en la comisaría fueron identificados como Pablo Paz (32) y su sobrina Romina Paz (24), ambos con domicilio en el barrio Agua y Energía. La nena, de 6 años, es hija de la agresora.


Informado sobre lo sucedido, el fiscal de turno Dr. José Piña dispuso que la joven y su tío queden aprehendidos por atentado y resistencia contra personal policial. La menor entregada a sus familiares.

En tanto que la oficial agredida fue examinada por facultativos policiales, quienes le diagnosticaron diez días de curación por corte en el parpado izquierdo.



Recomienda esta nota: