03/08/2020

Policiales

NARCOTRÁFICO

Un hombre fue detenido cuando descubrieron que transportaba más de 10 kilos de cocaína

Con la ayuda de una can antinarcóticos, encontraron los ladrillos ocultos debajo del capó y el guardabarros.

Un automovilista fue apresado después de que el can antinarcótico de Gendarmería Nacional descubriera que debajo del capó y guardabarros delantero del lado derecho, transportaba más de 10 kilogramos de cocaína.


El sábado, efectivos de la Sección Vial “Caraparí”, dependiente del Escuadrón 61 Salvador Mazza, controlaban un Renault Clio que circulaba en sentido norte - sur sobre la ruta nacional 34, a la altura del kilómetro 1.482. Luego de intercambiar algunas consultas con el chofer del vehículo, los gendarmes procedieron a requisar el rodado.

Los funcionarios efectuaron la inspección con apoyo del can “Tota”, entrenado para detectar estupefacientes. Al observar que el animal marcaba el sector del guardabarros delantero derecho y el capó, se realizó una requisa más exhaustiva, desmontando el torpedo desde el sector del habitáculo del motor.

Los uniformados extrajeron 10 paquetes rectangulares envueltos en cinta engomada color ocre y recubiertos con nylon. Fuentes oficiales señalaron que los envoltorios contenían una sustancia pulverulenta blancuzca, la cual fue sometida a pruebas de campo narcotest, arrojando resultado positivo para cocaína, con un peso total de 10 kilos 316 gramos. Además, de la requisa física del ciudadano, se hallaron 15.000 pesos argentinos en efectivo que se encontraban dentro de una riñonera.

Por orden del Juzgado Federal de Orán, a cargo de la causa, los gendarmes secuestraron la droga, el dinero y el vehículo, mientras que el conductor quedó detenido, en infracción a la Ley de Estupefacientes.




Recomienda esta nota: