13/08/2020

Policiales

BRUTAL FEMICIDIO

Murió la joven que fue atacada a golpes y prendida fuego por su ex, frente a una de sus hijas

El acusado ya se encuentra detenido y con el desenlace le agravarán la imputación en su contra.

Una mujer de 37 años que hace más dos meses fue atacada a golpes y prendida fuego en su casa de la localidad santafesina de Villa Gobernador Gálvez murió en las últimas horas en un hospital rosarino y su ahora su expareja será imputada por el femicidio, informaron fuentes judiciales.


La víctima, Érica Vanesa Olguín, había sido atacada a golpes y prendida fuego el 3 de junio pasado y como sospechoso del ataque fue detenido ese mismo día Adrián Maximiliano Bajo, quien era su expareja, consignaron las fuentes.

Olguín ingresó con el 70% de su cuerpo quemado al hospital provincial y luego, por la gravedad del cuadro, fue derivada al Hospital de Emergencia de Rosario, donde murió ayer a la tarde.

De acuerdo con la investigación, la víctima y su expareja tenían cinco hijos y uno de ellos, una nena de 7 años, fue quien presenció el ataque y corrió hasta la casa de una vecina para pedir ayuda porque su padre golpeaba a su mamá.

El agresor al advertir la presencia de los vecinos escapó del lugar en una moto, pero ese mismo día la policía pudo localizarlo en la vivienda de un familiar en Rosario, donde se había escondido.

Según la investigación, al momento de ser detenido el hombre presentaba quemaduras en dedos de mano izquierda y en la pierna derecha.

Por el hecho, el fiscal del caso, Adrián Spelta, imputó Bajo por los delitos de "tentativa de homicidio agravado por el vínculo y por haberse cometido en un contexto de violencia de género" y la jueza María Isabel Pérez Vara lo dejó detenido.

Ahora, tras la muerte de Olguín, el fiscal pedirá el cambio de carátula por la de femicidio en una audiencia imputativa, prevista para mañana en la sede del Centro de Justicia Penal de Rosario, adelantaron a Télam fuentes del Ministerio Público de la Acusación.



Recomienda esta nota: