18/08/2020

Policiales

JUSTICIA

Crimen de Micaela Romero: uno de los detenidos tenía pedido de captura

Los delincuentes la mataron porque la reconocieron como policía, ya que le dijeron “ella es ‘cobani’.

Cuatro jóvenes fueron detenidos en las últimas horas por el crimen de Micaela Romero, la agente de la Policía Federal que fue asesinada por motochorros cuando iba a comprar cigarrillos a un kiosco en Quilmes.
Las detenciones se registraron durante la noche del domingo tras una serie de allanamientos realizados por personal de comisaría 5ta. y de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Quilmes, con apoyo de la División Investigación de Homicidios de la PFA, en el barrio Novak del mencionado distrito de la zona sur.
Durante el procedimiento se detuvo a Luis Sebastián Carnero (23), Matías Vladimir Zamudio (21), y a dos adolescentes de 17 años que se negaron a declarar ante la UFI 1 del Fuero de la Responsabilidad Penal Juvenil de Quilmes, a cargo de la fiscal María Julia Botasso. Además, según fuentes judiciales, ambos negaron haber participado del homicidio.

Cuatro jóvenes fueron detenidos en las últimas horas por el crimen de Micaela Romero, la agente de la Policía Federal que fue asesinada por motochorros cuando iba a comprar cigarrillos a un kiosco en Quilmes.

Las detenciones se registraron durante la noche del domingo tras una serie de allanamientos realizados por personal de comisaría Quinta y de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Quilmes, con apoyo de la División Investigación de Homicidios de la PFA, en el barrio Novak del mencionado distrito de la zona sur.

Durante el procedimiento se detuvo a Luis Sebastián Carnero (23), Matías Vladimir Zamudio (21), y a dos adolescentes de 17 años que se negaron a declarar ante la UFI 1 del Fuero de la Responsabilidad Penal Juvenil de Quilmes, a cargo de la fiscal María Julia Botasso. Además, según fuentes judiciales, ambos negaron haber participado del homicidio.

Por otro lado, informaron que Carnero tenía un pedido de captura por el delito de “robo” desde el 17 de mayo de 2019, a requerimiento del Juzgado Correccional Criminal Federal 20 de Capital Federal.

Durante los procedimientos, la Policía secuestró balas y vainas servidas de calibre .22 que serán cotejadas con un proyectil del mismo calibre que fue extraído del cuerpo de la víctima durante la autopsia.


El crimen de Micaela Romero

El hecho ocurrió cerca de las siete de la mañana del domingo en Quilmes, cuando la víctima fue a comprar cigarrillos a un quiosco junto con un amigo y fue interceptada por seis delincuentes a bordo de tres motos.

Los investigadores señalaron que la oficial recibió un disparo a la altura del pecho. Los motochorros le robaron el celular, como también a su acompañante, para luego escapar.

Una de las tías de la joven asesinada, aseguró que los delincuentes la mataron porque la reconocieron como policía, ya que le dijeron “ella es ‘cobani’ y le pegaron a secas un disparo en el pecho”.




Recomienda esta nota: