24/08/2020

Policiales

VIOLENCIA

Tres hermanas escapan de su hogar y revelan a la Policía el infierno que vivían junto a sus hermanos

El padre de las adolescentes ya fue detenido y la madre continúa libre, sólo porque tiene una bebé de 7 meses.

La Policía rescató a diez hermanos que era víctima de constantes malos tratos y detuvieron al padre. La madre fue apercibida y es seguida de cerca. No pueden disponer su aprehensión, ya que la menor de sus hijas apenas tiene 7 meses. El hecho causó indignación entre los vecinos al enterarse del infierno que vivías los menores.


El pasado viernes, unas mellizas de 18 años y una adolescente de 15, se escaparon de su casa en el barrio Industria de la capital de Santiago del Estero. Esa noche, una vecina del barrio Francisco de Aguirre las encontró tiritando de frío fuera de su casa, las hizo pasar y les permitió quedarse a dormir.

Al día siguiente, la mujer vio en las noticias que buscaban a tres hermanas e informó a la Policía que las tenía en su hogar.

Ante los uniformados, las adolescentes revelaron que habían huido de su vivienda, cansadas de los malos tratos.

Aseguraron que el último viernes, el padre había comenzado insultar sin razón a la de 15, por lo que una de las mellizas salió en su defensa y recibió un golpe de puño en el rostro.

El médico de Policía constató las lesiones en ambas.

Además, las jóvenes señalaron que su madre estaba presente y no hizo nada para evitarlo, al sostener que ella también las maltrata, como a sus otros siete hermanos de 13, 12, 9, 8, 5, 3, 2 y 7 meses.

El fiscal de turno, Dr. Diego Cortés solicitó una orden de detención contra el padre, medida que se concretó a las pocas horas y la madre fue apercibida de que estará siendo vigilada y la Dirección de la Niñez Adolescencia y Familia, hará un seguimiento de los menores.



Recomienda esta nota: