30/08/2020

Policiales

INVESTIGACIÓN

Investigan si una policía murió tras dispararse accidentalmente con su arma reglamentaria

La joven era madre de un pequeño de un año. Sufrió un tiro en la nalga y se desangró.

Una joven oficial de la Policía de Buenos Aires falleció esta mañana como consecuencia de un balazo que recibió de su propia arma.


El terrible hecho que acabo con la vida de la uniformada, madre de un niño de un año, ocurrió en un estacionamiento del barrio porteño de San Telmo.

Todo ocurrió esta mañana alrededor de las 10.30 cuando la oficial Gisela Daiana Zapata, le pidió el encargado de un edificio que la deje pasar al baño.

Según relató el hombre, minutos después escuchó un ruido similar al de un disparo y los gritos de la oficial pidiendo auxilio.

El encargado llamó al Same y constató que Zapata no tenía signos vitales.

La uniformada presentaba un disparo que ingresó por el costado de su nalga derecha. Fuentes policiales señalaron se investiga si el arma fue disparada por accidente o si se trató de un suicidio.



Recomienda esta nota: