01/09/2020

Policiales

INSEGURIDAD

VIDEO: El insólito jinete que sale a caballo a robarles a los vecinos

Los jóvenes, desprevenidos, no se percatan de que algunos metros atrás está el “jinete-chorro” dispuesto a dar el golpe.

Otra vez la delincuencia fue noticia y esta vez el escenario fue la localidad de Los Polvorines en Malvinas Argentinas, Buenos Aires, donde sus vecinos ven con preocupación la serie de ataques de un “jinete-chorro” que desde hace semanas azota al barrio, según diversos testimonios.
Se trata de un ladrón que, montado en un caballo, persigue por las distintas cuadras del lugar a sus víctimas hasta acorralarlas y poder asaltarlas. Parte de esos robos fueron registrados por las cámaras de seguridad del municipio de Malvinas Argentinas. Allí se puede observar cómo en un primer momento el delincuente, encapuchado y sobre el animal, sigue con cierto sigilo a una pareja, que quizás no sospecha, acostumbrada a la tracción a sangre en el Conurbano.
Los jóvenes, desprevenidos, no se percatan de que algunos metros atrás está el “jinete-chorro” dispuesto a dar el golpe.
Pasan los segundos y el caballo se va acercando a la vereda hasta que finalmente los jóvenes logran darse cuenta y salen a toda velocidad en sentido contrario. En el medio, uno de ellos se tropieza y cae sobre la vereda. Mientras tanto, el ladrón trata de perseguirlos pero no puede hacer mucho: por segundos la pareja logra zafar de la situación, dobla la esquina y frustra las intenciones del jinete.

Otra vez la delincuencia fue noticia y esta vez el escenario fue la localidad de Los Polvorines en Malvinas Argentinas, Buenos Aires, donde sus vecinos ven con preocupación la serie de ataques de un “jinete-chorro” que desde hace semanas azota al barrio, según diversos testimonios.

Se trata de un ladrón que, montado en un caballo, persigue por las distintas cuadras del lugar a sus víctimas hasta acorralarlas y poder asaltarlas.

Parte de esos robos fueron registrados por las cámaras de seguridad del municipio de Malvinas Argentinas. Allí se puede observar cómo en un primer momento el delincuente, encapuchado y sobre el animal, sigue con cierto sigilo a una pareja, que quizás no sospecha, acostumbrada a la tracción a sangre en el Conurbano.

Los jóvenes, desprevenidos, no se percatan de que algunos metros atrás está el “jinete-chorro” dispuesto a dar el golpe.

Pasan los segundos y el caballo se va acercando a la vereda hasta que finalmente los jóvenes logran darse cuenta y salen a toda velocidad en sentido contrario.

En el medio, uno de ellos se tropieza y cae sobre la vereda. Mientras tanto, el ladrón trata de perseguirlos pero no puede hacer mucho: por segundos la pareja logra zafar de la situación, dobla la esquina y frustra las intenciones del jinete.



Recomienda esta nota: