24/09/2020

Policiales

HORROR

Condenaron a 35 años de prisión a depravado que abusó sexualmente de 4 amigas de su hijastra

El acusado ya tenía una condena anterior por otros dos hechos similares. Se aprovechaba de las menores, las amenazaba con armas y las violaba.

Un hombre de 52 años fue condenado a 35 años de prisión por el abuso sexual de cuatro menores durante reuniones infantiles que realizaba su hijastra en su vivienda del partido bonaerense de Bahía Blanca, entre el 2012 y el 2018, aunque, al momento del veredicto, ya se encontraba cumpliendo una pena por hechos similares.


Fuentes judiciales indicaron que el Tribunal en lo Criminal 2 de Bahía Blanca -integrado por Claudia Fortunatti, Mercedes Rico y Eugenio Casas- condenó a este hombre a la pena de 35 años de prisión mientras se encuentra alojado en la unidad penal de la localidad de Saavedra, en cercanías de Pigüé, desde donde presenció el debate por teleconferencia.

El detenido, cuyos datos se mantienen en reserva para preservar a las víctimas, ya había sido condenado el 27 de agosto pasado a la misma pena, en un juicio por el abuso de otras dos menores de edad, precisaron las fuentes.

"El hombre fue imputado por abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado por ser cometido por el encargado de la guarda, con uso de arma (cuchillo) y por aprovechamiento de la situación de convivencia con una menor en concurso real y abuso sexual simple", señalaron las fuentes.

Por su parte, la fiscal Marina Lara de la Unidad de Delitos Sexuales sostuvo hoy que "el Tribunal se hizo eco de toda la prueba que se llevó al juicio, porque fue abundante para acreditar los hechos que se le imputaron".

"En este juicio eran cuatro las víctimas, quienes declararon a través de Cámara Gesell, además de los testimonios de peritos y familiares", agregó Lara a la prensa local.

Asimismo, la fiscal dijo que "eran nenas que concurrían seguido a ese domicilio, circunstancias en las que se producían los abusos".

En este sentido, afirmó que se tratan de "hechos graves, no solo por la magnitud, sino por la reiteración, la cantidad de víctimas y la impunidad que manejó está persona durante tantos años".

"Le permitió aprovecharse de la relación de confianza con la familia para cometer estos hechos y de la edad de las menores", sostuvo la fiscal sobre el ahora condenado.

En este marco, explicó que una de las víctimas "pudo hablar con un familiar y, en función de ello, se animaron las demás, ya que eran amigas entre sí".

Por último, la funcionaria judicial dijo que, "eventualmente cuando estas penas se encuentren firmes, vendrá el proceso de unificación de condenas, donde un Tribunal decidirá cuál es la pena máxima, teniendo en cuenta que no permite adquirir una pena mayor a 50 años".

El hombre fue apresado en enero de 2019 cuando se encontraba en la localidad bonaerense de Coronel Pringles, tras ser condenado por dos hechos similares, que perpetraba durante pijamadas que realizaba la hija de su pareja con sus amigas en la casa que compartían en un barrio de Bahía Blanca.

Ni bien se radicó la primera denuncia, la policía logró averiguar que el hombre había escapado hacia la Ciudad de Buenos Aires, y al poco tiempo se mudó para no ser encontrado, hasta que pudo ser detenido en Coronel Pringles.



Recomienda esta nota: