19/11/2020

Policiales

HORROR

Le negaron una ambulancia para trasladar a su esposa a punto de dar a luz y el bebé falleció

El papá de la criatura aseguró que un enfermero le contestó que se "arreglaran como puedan".

Un hombre denunció que le negaron una ambulancia a su pareja embarazada y tuvo que trasladarse en motocicleta hasta el hospital, pero el bebé llegó sin vida.


El hecho ocurrió en la jurisdicción de Laguna Naineck, en Formosa, Silvio, el papá del bebé contó que su esposa embarazada entró en trabajo de parto por lo que solicitó una ambulancia para llegar a la guardia del hospital local, pero el enfermero le dijo que no podía hacerlo y que se "arreglaran como puedan".

Según informó el portal Naineck Prensa Digital, el hombre decidió trasladar a su señora, a punto de parir, en moto hasta dicho nosocomio desde donde la derivaron a Laguna Blanca. Allí los médicos le dijeron que el bebé ya no tenía signos vitales.

El desconsolado padre opinó que “en vez de hacerle una cesárea en Laguna Blanca la enviaron al Hospital de Formosa para zafarse de ella, por ello recurro a todos los medios para que escuchen esto, estoy muy mal porque hoy perdí a mi bebé que iba a ser un varoncito, mi señora se hizo todos los controles, pero siempre que tenía controles en el hospital le decían que la máquina estaba descompuesta”.

“Hoy fui a hablar con el director del hospital de Laguna Blanca con todo el dolor de mi corazón, porque no quiero que le ocurra a otra persona”, a quien, según relató, le preguntó por qué no intervinieron con la cesárea a su esposa ya que de esta forma se hubiese salvado el bebé, pero al enviarla a Formosa por el camino falleció el niño sin que se le asista.

“El doctor me dijo que hará sus averiguaciones aunque eso no me devolverá a mi hijo, pero lo cierto es que el director del hospital de Laguna Naineck no hace nada en dicho nosocomio, los enfermeros hacen lo que quieren, siempre que llamamos nos dicen que llevemos a los pacientes como podamos, es una vergüenza el Hospital, el doctor está como estatua y no les dice a sus enfermeros que actúen en emergencias”, expresó.

Por último el entristecido padre agregó que (en Naineck) “nos dan órdenes para que los pacientes vayamos como podamos, como perros, a pie o en moto, no les importa un carajo lo que nos pase a los que vivimos en el campo, a los de Villa Lucero; desde la guardia de Naineck no me preguntaron si el camino estaba lindo o no, solamente me dijo que lleve a mi señora como pueda, es imperdonable lo que hizo el enfermero que estaba de turno ese domingo 15 de noviembre, y no sé si fue porque la llevé en moto a mi mujer que tuvo este problema y esta pérdida, por eso quiero que toda la gente sepa de esta queja que estoy haciendo con todo el dolor de mi corazón por mi bebé fallecido y porque no deseo que le suceda lo mismo a otra persona” concluyó.



Recomienda esta nota: