26/01/2021

Policiales

DESCONTROL TOTAL

Hicieron una fiesta clandestina con 300 personas, alcohol, tumberas y droga

Hubo una gran concurrencia de personas sin respetar ninguna de las disposiciones, lo que despertó la indignación de los vecinos.

La Policía santiaueña aprehendió durante sendos allanamientos realizados esta mañana, a un DJ de 21 años y a su compinche de 22, acusados de haber organizado una fiesta en el barrio 8 de Abril el domingo pasado, la cual fue convocada a través de redes sociales y a la que asistieron alrededor de 300 personas.
La medida fue ordenada por el juez de Control y Garantías, Darío Alarcón, con la intervención de la fiscal María Alejandra Holgado, a instancias de una importante investigación que se inició el domingo pasado y que involucró a varias dependencias policiales que trabajaron de manera conjunta, según informó el diario El Liberal.
Se apresó a Néstor Ariel Rivero Orellana de 21 años de profesión “Dj” y Carlos Daniel Castillo de 22, vecino del primero, sobre quienes pesaba la acusación de haber infringido el artículo 205 del código penal Argentino por el supuesto delito de poner en riesgo la salud publica en consonancia con las medidas gubernamentales impuestas en la pandemia por Covid-19.

La Policía santiagueña aprehendió durante sendos allanamientos realizados esta mañana, a un DJ de 21 años y a su compinche de 22, acusados de haber organizado una fiesta en el barrio 8 de Abril el domingo pasado, la cual fue convocada a través de redes sociales y a la que asistieron alrededor de 300 personas.

La medida fue ordenada por el juez de Control y Garantías, Darío Alarcón, con la intervención de la fiscal María Alejandra Holgado, a instancias de una importante investigación que se inició el domingo pasado y que involucró a varias dependencias policiales que trabajaron de manera conjunta, según informó el diario El Liberal.

Se apresó a Néstor Ariel Rivero Orellana de 21 años de profesión “Dj” y Carlos Daniel Castillo de 22, vecino del primero, sobre quienes pesaba la acusación de haber infringido el artículo 205 del código penal Argentino por el supuesto delito de poner en riesgo la salud publica en consonancia con las medidas gubernamentales impuestas en la pandemia por Covid-19.

El procedimiento fue el resultado de varias denuncias telefónicas realizadas por vecinos de la zona el domingo último, quienes daban cuenta de la gran cantidad de personas, especialmente menores de edad, congregadas en la casa del detenido, como también el excesivo consumo de alcohol, la circulación de sustancias prohibidas, la música a alto volumen y la presencia de personas con “tumberas”.



Recomienda esta nota: