03/02/2021

Policiales

ROSARIO

Jugaba con su hijo de 4 años en una plaza y fue asesinado a tiros a quemarropa

El menor resultó ileso pero quedó en estado de shock. Circunstanciales testigos auxiliaron al pequeño.

Un joven de 23 años fue asesinado a balazos en una plaza de Rosario cuando jugaba a la pelota con su hijo de 4, que resultó ileso, en un crimen cometido por un hombre que huyó junto a varios cómplices en un auto, informaron fuentes judiciales y policiales.


El hecho se registró alrededor de las 19 del último martes en la plaza "El Triángulo", ubicada en la calle Ramón Lista al 3300 del barrio Acindar, situado en la zona sudoeste de Rosario, consignaron los voceros.

A esa plaza llegó en una moto un joven identificado como Luciano Nahuel Gómez (23) acompañado de su hijo de 4 años y cuando se encontraba jugando con una pelota con el menor fue sorprendido por un hombre que sin mediar palabra le disparó a quemarropa.

Según la pesquisa, el atacante se movilizaba junto a otras tres personas en un auto Chevrolet Corsa color azul que se alejó a toda velocidad tras el ataque.

El cadáver de Gómez quedó tendido en el césped de la plaza y los peritos constataron que presentaba múltiples heridas de bala en distintas partes del cuerpo que le produjeron la muerte en el acto.

En tanto, hasta la llegada de la policía, el niño, que resultó ileso de la balacera pero quedó en estado de shock, fue contenido por personas que, al igual que la víctima, habían ido al lugar para jugar con sus hijos.

De la escena del crimen, la policía científica secuestró al menos cinco vainas servidas que quedaron desparramadas entre el cadáver de la víctima y la moto en la que había llegado.

Más tarde, alrededor de las 20.30 de anoche, con los datos aportados por los vecinos, la policía encontró un auto incendiado en la zona de la calle Alfonsín al 2500 de la localidad de Villa Gobernador Gálvez.

Ese auto, según informaron fuentes del Ministerio Público Fiscal, había sido reportado como robado el pasado 28 de enero y se investiga si fue efectivamente el utilizado por los atacantes.

Sobre la motivación del ataque, una de las hipótesis que se investiga es la de un crimen en venganza o un ajuste de cuentas.

Por testimonios aportados por familiares y vecinos a la investigación, se determinó que Gómez vivía con su pareja y su hijo a pocas cuadras de la plaza donde fue asesinado y que trabajaba en una fábrica de aberturas de esa zona.

El hecho es investigado por el fiscal de turno de Homicidios Dolosos de Rosario, Ademar Bianchini, quien ordenó una serie de medidas que apuntan a determinar la mecánica del hecho e identificar al tirador y sus cómplices.


Fuente: Telam



Recomienda esta nota: