16/02/2021

Policiales

INSÓLITO

Buscaban un "ajuste de cuentas" con una persona pero se equivocaron de cuadra

Los sujetos fueron a la casa y le gritaron "salí gato".

 
Un hecho insólito se vivió en el barrio Del Pino, de la localidad bonaerense de Campana, en donde dos sujetos arriba de una moto comenzaron a merodear la cuadra Salmini al 400 en búsqueda de una persona a la que venían a buscar por un posible ajuste de cuentas, dado el tono amenazante que realizaban para que saliera de su casa.
En diálogo con Crónica.com.ar una vecina de la cuadra que grabó el momento en que se vivió el episodio explicó que estos hombres "salieron a los gritos" y buscaban "un ajuste de cuentas con alguien" por lo que ella decidió asomarse detrás de la ventana a ver que sucedía.
Los sujetos fueron a la casa y al grito de "salí gato" y hasta se animan a rimar con sus amenazas, como la de "dale guacho, no te hagás la rata porque salís borracho".
Después de pasar varios minutos, los sujetos le preguntaron a una mujer si vivía una persona, a lo que su respuesta fue que "vive en otra cuadra" por lo que la reacción de uno de estos sujetos fue la de agradecerle y pedirle "disculpas por las molestias".
"Yo estaba muerta de miedo, al igual que los vecinos. Él tenía la mano en la cintura y se notaba que llevaba un arma. El final fue cómico, se los veía miedos torpes, pero el momento fue terrible", describió la vecina del lugar, quien enfatizó que de todas formas el barrio "suele ser tranquilo" y fue la primera vez que presencian un episodio de este tipo.
Un hecho insólito se vivió en el barrio Del Pino, de la localidad bonaerense de Campana, en donde dos sujetos arriba de una moto comenzaron a merodear la cuadra Salmini al 400 en búsqueda de una persona a la que venían a buscar por un posible ajuste de cuentas, dado el tono amenazante que realizaban para que saliera de su casa.

En diálogo con Crónica.com.ar una vecina de la cuadra que grabó el momento en que se vivió el episodio explicó que estos hombres "salieron a los gritos" y buscaban "un ajuste de cuentas con alguien" por lo que ella decidió asomarse detrás de la ventana a ver que sucedía.

Los sujetos fueron a la casa y al grito de "salí gato" y hasta se animan a rimar con sus amenazas, como la de "dale guacho, no te hagás la rata porque salís borracho".

Después de pasar varios minutos, los sujetos le preguntaron a una mujer si vivía una persona, a lo que su respuesta fue que "vive en otra cuadra" por lo que la reacción de uno de estos sujetos fue la de agradecerle y pedirle "disculpas por las molestias".

"Yo estaba muerta de miedo, al igual que los vecinos. Él tenía la mano en la cintura y se notaba que llevaba un arma. El final fue cómico, se los veía miedos torpes, pero el momento fue terrible", describió la vecina del lugar, quien enfatizó que de todas formas el barrio "suele ser tranquilo" y fue la primera vez que presencian un episodio de este tipo.


Recomienda esta nota: