30/04/2020

Policiales

Cárcel de Campana

El padre Grassi también quiere el beneficio de la prisión domiciliaria: cómo fundamentó el pedido

Está condenado a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores.
El padre Grassi también quiere el beneficio de la prisión domiciliaria: cómo fundamentó el pedido | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Julio César Grassi​

El padre Julio César Grassi​, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores, pidió ir a prisión domiciliaria por el coronavirus. Está preso hace 6 años cárcel de Campana y también fue condenado a 2 años por malversación de fondos fundación "Felices Los Niños".


Luego del fallo de la Cámara de Casación Penal bonaerense que habilitó las prisiones domiciliarias con el pretexto del coronavirus, el cura presentó un pedido de morigeración al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Morón, según confirmó a Clarín el abogado Juan Pablo Gallego, querellante en la causa por abuso sexual​ contra el sacerdote.

La defensa de Grassi fundamentó el pedido en una supuesta afección respiratoria y el caso positivo de coronavirus de un guardiacárcel de la Unidad Penitenciaria N° 21 de Campana, donde está preso el cura. Todavía no recibió una respuesta.

"Por algún motivo o picardía de Grassi, nunca fue elevado a un juzgado de ejecución, con lo cual el órgano que está a cargo de controlarlo es el mismo que lo condenó: el TOC N° 1 de Morón. Y allí es donde hay un pedido firmado por su defensa en el que manifiesta padecer dificultades respiratorias y se alega que habría un oficial del Servicio Penitenciario Bonaerense​ asignado al penal de Campana que portaría coronavirus", afirmó Gallego.

Finalmente sostuvo que "estamos ante un sujeto que por el coronavirus pide la prisión domiciliaria y no está controlado a la fecha por los juzgados de ejecución de Morón teniendo condena firme. Es un disparate que debe corregirse de inmediato".



Recomienda esta nota: