15/05/2020

Deportes

DECLARACIONES

Un ex Real Madrid confesó que su vida sexual le impidió alcanzar a Messi

"Cuatro novias en once años son pocas. Yo era mejor que Messi", llegó a decir un ex futbolista italiano.

Quienes son fanáticos del fútbol no pueden negar la notable capacidad de Lionel Messi en un campo de juego. Muchos creen que, junto a Cristiano Ronaldo, son los mejores del último cuarto de siglo y que nadie podía equiparar su talento.
Sin embargo, Antonio Cassano, ex futbolista de la Roma y Real Madrid, entre otros, confesó que era igual o mejor que la Pulga, pero que su intensa vida sexual impidió que alcanzar su nivel máximo.
"Cuatro novias en once años son pocas. Yo era mejor que Messi, pero he tenido muchas aventuras, 600 o 700. He jugado grandes partidos después de haber practicado sexo. Por ejemplo, en un Roma-Juventus que ganamos por 4-0. Me dieron las seis de la mañana con una de las muchas amigas que tenía entonces", comenzó diciendo el italiano en una entrevista con la televisión italiana, que replicó el sitio depo.com.ar
"Cuando estuve en el Real Madrid era todavía más fácil porque residía en un hotel y podía invitar a quien quisiera y luego devolverla al corazón de la noche. Tenía un camarero amigo. Su obligación era subirme tres o cuatro croissants después de haber hecho el amor. Quedábamos en la escalera y hacíamos el cambio. Él se llevaba a la chica y yo me quedaba con la comida. Sexo y comida, la noche perfecta", concluyó.

Quienes son fanáticos del fútbol no pueden negar la notable capacidad de Lionel Messi en un campo de juego. Muchos creen que, junto a Cristiano Ronaldo, son los mejores del último cuarto de siglo y que nadie podía equiparar su talento.

Sin embargo, Antonio Cassano, ex futbolista italiano de la Roma y Real Madrid, entre otros, confesó que era igual o mejor que la Pulga, pero que su intensa vida sexual impidió que alcanzar su nivel máximo.

"Cuatro novias en once años son pocas. Yo era mejor que Messi, pero he tenido muchas aventuras, 600 o 700. He jugado grandes partidos después de haber practicado sexo. Por ejemplo, en un Roma-Juventus que ganamos por 4-0. Me dieron las seis de la mañana con una de las muchas amigas que tenía entonces", comenzó diciendo el italiano en una entrevista con la televisión italiana, que replicó el sitio depo.com.ar

"Cuando estuve en el Real Madrid era todavía más fácil porque residía en un hotel y podía invitar a quien quisiera y luego devolverla al corazón de la noche. Tenía un camarero amigo. Su obligación era subirme tres o cuatro croissants después de haber hecho el amor. Quedábamos en la escalera y hacíamos el cambio. Él se llevaba a la chica y yo me quedaba con la comida. Sexo y comida, la noche perfecta", concluyó el ex jugador italiano.

Antonio Cassano, en sus mejores épocas con el fútbol.




Recomienda esta nota: