07/06/2020

Argentina

CRISIS ECONÓMICA

¿Lavagna es un asesor desde las 'sombras' del Presidente?

Aseguran que el ex ministro de Economía es permanentemente consultado por Alberto Fernández.

"Me causó una buena impresión, tiene los pies sobre la tierra y el equilibrio justo entre la ortodoxia y la heterodoxia”, habría sido la respuesta que dio Roberto Lavagna al presidente Alberto Fernández, a los pocos días de su asunción como primer mandatario, respecto de la designación de Martín Guzmán al frente del Ministerio de Economía.


Lavagna y Fernández habrían iniciado allí un diálogo que persiste hasta hoy y que algunos se animan a sostener que el ex ministro de Economía de Néstor Kirchner, es en realidad un “asesor desde las sombras”.

La relación entre ambos se hizo más visible a partir de una reunión que mantuvieron, junto con Guzmán, en la residencia de Olivos el último miércoles. La negociación con los bonistas y un plan pospandemia, habrían sido los puntos centrales que se trataron en ese almuerzo.

Fernández apuntó que Argentina debe encarar una reforma tributaria progresiva y Guzmán contó, para beneplácito del invitado, que ya estaba trabajando en la primera fase del proyecto. También se debatió, con tono de preocupación, sobre la brecha entre los distintos tipos de dólares que reinan en el mercado. Los tres dejaron claro que en el corto plazo habrá que ser más "finos" en la política cambiaria.

Lavagna, que fue rival del Frente de Todos en la contienda de hace menos de un año, se ha convertido en un asesor presidencial en las sombras. Hay quienes lo ven como un dique de contención frente a los sectores de posturas extremas del cristinismo. Lo ven o lo quieren ver así. No es fácil. Alberto también es Cristina y su poderosa red de influencers en el Gobierno y en el Congreso.

Por ejemplo, cuando la diputada Fernanda Vallejos se expresó a favor de que el Estado se quedara con una parte de las empresas que son ayudadas económicamente por la pandemia, varias voces oficialistas, e incluso dos ministros, salieron a decir que había que prestarle atención. Lavagna se pronunció muy en contra en Twitter, desde la soledad de su cabaña de genética y trasplante de embriones de bovinos, en Cañuelas.

El Presidente saldó esa discusión una semana después. Habló de ideas "locas" que no pasan por su cabeza. Eso mismo les dijo el miércoles a diez de los principales empresarios del país que fueron a verlo a Olivos. Tras los saludos de rigor, les contó que venía de reunirse con Lavagna. "Si quieren saber cómo pienso, pienso como él", confió.

Fue la forma que encontró para tratar de generar empatía en medio de una relación fría y de desconfianza, que alcanzó su punto de mayor tensión hace dos meses, cuando el propio jefe de Estado cuestionó a Paolo Rocca por querer desprenderse de 1.450 empleados y lo tildó de "miserable". El diálogo, sin embargo, transcurrió en tono cordial. Había arrancado con bromas por lo bajo hacia uno de los empresarios más modernos, que llegó con un look que pareció una osadía frente a quienes solo visten de traje: pantalón ajustado, pelo engominado y exóticos zapatos de charol.

Alberto puso en evidencia que lo suyo era, en cierto modo, un pedido de auxilio. Planteó que recuperarse del derrumbe será durísimo y que se necesitará del apoyo de todos los sectores. No estaba Rocca, pero ya hubo contactos para una reunión a solas con él. La lista de asistentes la integraron Luis Pagani (Arcor), Luis Pérez Companc (Molinos), Marcos Bulgheroni (Pan American Energy), Mariano Bosch (Adecoagro), Javier Madanes (Fate-Aluar), Martín Migoya (Globant), Daniel Herrero (Toyota) Roberto Murchison (IDEA), Miguel Acevedo (UIA) y Sergio Kaufmann (Accenture).

Alguno de los ejecutivos se retiró del encuentro con la idea de que Alberto podría hacer retoques en el Gabinete como señal al Círculo Rojo. ¿Estará incluido Lavagna en esos cambios? Parece difícil. "Presidente o nada", dijo en la campaña. Sondeos hubo. Hoy suena fuerte que podrían tentarlo para que presida el Consejo Económico y Social para el Desarrollo. Más: una alta fuente del Gobierno asegura que tiempo atrás se produjo un acercamiento entre Lavagna y Cristina. De qué tipo, y si fue en persona o en una charla telefónica, es una incógnita.

Fuente: Clarín



Recomienda esta nota: