30/12/2020

Sucesos

CASO

Piden la detención de rugbiers que desfiguraron a joven en Claromecó

Los agresores, que juegan en La Plata Rugby Club, atacaron a Felipe Di Francesco en un evento clandestino de la localidad balnearia.

La fiscal Natalia Belén Ramos pidió la detención de los rugbiers platenses acusados por el delito de lesiones graves tras ser señalados por la agresión de un joven de 23 años durante una fiesta clandestina en la localidad balenaria de  Claromecó.
La causa está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 de Tres Arroyos, que fue la encargada de imponer una perimetral de 300 metros, límite mínimo al que los hermanos Lucio e Ignacio Cozzi, que juegan en La Plata Rugby Club, pueden acercarse a la víctima, de 23 años.
La medida alcanza el domicilio real, laboral y lugares de esparcimiento de la víctima, mientras que en los próximos días serían citados a declarar.
Sin embargo, no es la única investigación que se lleva adelante, ya que por la organización de la fiesta clandestina hay otros dos acusados, Pablo Hernán Bellini, de 54 años, y Javier Francis Duhau, de 18. Este expediente está radicado en el Juzgado Federal de Necochea, a cargo de Roland Pérez.
El brutal ataque
Fuentes policiales informaron a Crónica que Di Francesco denunció que "había sido agredido por dos hermanos que juegan al rugby luego de una fiesta clandestina en Claromecó".
"El muchacho dijo que en momentos en que estaba junto a su hermano y un primo observó cómo un grupo de personas tiraban basura por lo que les pidió que la recogieran del lugar", agregaron.
Según se indicó, en un momento dado Di Francesco fue atacado por dos muchachos, a los que los reconoció como dos hermanos que juegan al rugby en Tres Arroyos.
"Según la denuncia, la víctima fue golpeada en la cara y en la nariz por los dos hermanos quienes luego abandonaron el lugar", agregaron las fuentes.

La fiscal Natalia Belén Ramos pidió la detención de los rugbiers platenses acusados por el delito de lesiones graves tras ser señalados por la agresión de un joven de 23 años durante una fiesta clandestina en la localidad balenaria de  Claromecó.

La causa está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 de Tres Arroyos, que fue la encargada de imponer una perimetral de 300 metros, límite mínimo al que los hermanos Lucio e Ignacio Cozzi, que juegan en La Plata Rugby Club, pueden acercarse a la víctima, de 23 años.

La medida alcanza el domicilio real, laboral y lugares de esparcimiento de la víctima, mientras que en los próximos días serían citados a declarar.

Sin embargo, no es la única investigación que se lleva adelante, ya que por la organización de la fiesta clandestina hay otros dos acusados, Pablo Hernán Bellini, de 54 años, y Javier Francis Duhau, de 18. Este expediente está radicado en el Juzgado Federal de Necochea, a cargo de Roland Pérez.

El brutal ataque

Fuentes policiales informaron a Crónica que Di Francesco denunció que "había sido agredido por dos hermanos que juegan al rugby luego de una fiesta clandestina en Claromecó".

"El muchacho dijo que en momentos en que estaba junto a su hermano y un primo observó cómo un grupo de personas tiraban basura por lo que les pidió que la recogieran del lugar", agregaron.

Según se indicó, en un momento dado Di Francesco fue atacado por dos muchachos, a los que los reconoció como dos hermanos que juegan al rugby en Tres Arroyos.

"Según la denuncia, la víctima fue golpeada en la cara y en la nariz por los dos hermanos quienes luego abandonaron el lugar", agregaron las fuentes.

Tags


Recomienda esta nota: