21/12/2020

El mundo

COVID-19

Investigan la muerte de un científico ruso que investigaba otras vacunas contra el coronavirus

La Policía investiga las circunstancias del deceso, ya que habría tenido heridas de arma blanca.

Medios internacionales informaron sobre la muerte violenta de Alexander “Sasha” Kagansky, un destacado científico ruso que investigaba una vacuna contra el Covid-19.


“Sacha” de 45 años, se había caído en ropa interior desde una ventana del piso 14 de un apartamento de gran altura en San Petersburgo y, al parecer, fue encontrado con heridas de arma blanca, producto de lo que sería un forcejeo.

El Comité de Investigación de Rusia ha abierto una investigación por asesinato y un sospechoso de 45 años ya fue detenido, según el portal ruso Moskovsky Komsomolets (MK).

El Dr. Kagansky se había desempeñado como Director del Centro de Medicina Genómica y Regenerativa de la Universidad Federal del Lejano Oriente de Rusia en Vladivostok.

El portal MK informó también que el académico había estado “desarrollando una vacuna contra el coronavirus” y que murió “en circunstancias extrañas”.

También señala que la policía manejaba como hipótesis que había tenido lugar una “pelea” antes de que Kagansky cayera.

MK no dio más detalles sobre en cuál de varias vacunas internacionales Covid-19 se suponía que estaba trabajando.



Recomienda esta nota: