31/08/2021

Culturas

el día de

Por qué el 31 de agosto es el Día Internacional de la Obstetricia y la Embarazada

La fecha recuerda el fallecimiento de san Ramón, llamado Nonato pues su madre murió en el parto antes de que el viera la luz.
Por qué el 31 de agosto es el Día Internacional de la Obstetricia y la Embarazada | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Por qué el 31 de agosto es el Día Internacional de la Obstetricia y la Embarazada

El 31 de agosto se celebra el Día Internacional de la Obstetricia y la Embarazada. Desde 1962 se recuerda la fecha de 1240 en que falleció San Ramón Nonato, patrono de las parteras y mujeres en estado de gestación.

Nació en Portell, cerca de Barcelona, España en el 1200. Su apodo era non natus (no nacido), porque su madre murió en el parto antes de que él viese la luz. Ingresó a la orden de los mercedarios. San Pedro Nolasco, el fundador, recibió su profesión en Barcelona.

Fue enviado al norte de África, con mucho dinero, con el que rescató en Argel a numerosos esclavos. Cuando se le acabó la plata se ofreció como rehén por la libertad de prisioneros cuya situación era desesperada y cuya fe se hallaba en grave peligro.

Su sacrificio exasperó a los infieles y lo trataron con terrible crueldad. Pero el temor de que si moría no iban a obtener dinero, hizo que lo tratasen mejor. Luego salió a la calle y aprovechó para confortar y alentar a los cristianos y convertir y bautizar a algunos musulmanes. Cuando se enteró el gobernador lo condenó a morir empalado. Pero, de nuevo, los que quería cobrar el rescate consiguieron la conmutación de la pena de muerte por la de flagelación. Y siguió auxiliando a quienes estaban en peligro.

Como no tenía dinero para rescatar cautivos y predicar el cristianismo volvió a exhortar a los cristianos y a los infieles. El gobernador ordenó que lo azotaran en las esquinas de la ciudad, le perforaran los labios con un fierro candente y le pusieran un candado en la boca. Así pasó ocho meses, hasta que san Pedro Nolasco envió a miembros de su orden a rescatarlo.

Cuando volvió a España en 1239, fue nombrado cardenal por Gregorio IX, pero no cambió sus vestidos, ni su pobre celda del convento de Barcelona, ni su manera de vivir. El Papa lo llamó a Roma y obedeció, viajando como un humilde religioso. Pero llegó a Cardona, a 10 kilómetros de Barcelona y fue sorprendido por una violenta fiebre que lo mató. Tenía treinta y seis años al morir, el 31 de agosto de 1240. Fue sepultado en la capilla de San Nicolás de Portell.

Una comisión nombrada por el Papa Benedicto XIV propuso suprimir del calendario la fiesta de San Ramón por la dificultad de hallar documentos fidedignos sobre su vida.

Otras recordaciones del 31 de agosto

En la Argentina también es el Día de la Fragata Sarmiento. Hoy es, además, el Día Internacional de la Solidaridad y de los Afrodescendientes. En El Salvador es el Día del Auditor y la celebración de las Bolas de Fuego Nejapa, en Malasia y en Trinidad y Tobago es el Día de la Independencia.

Además de san Ramón Nonato, los católicos recuerdan hoy a los santos Aidano de Lindisfarne, Aristídes de Atenas, Paulino de Tréveris y el beato Andrés Dotti.

Juan Manuel Aragón

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

Contactar a Juan Manuel Aragón


Recomienda esta nota: