24/02/2020

Culturas

cálculos

¿Por qué Semana Santa se celebra todos los años en fechas diferentes?

Antes del monje Dionisio el Exiguo, en el año 525, los años eran contados de muchas maneras. El domingo de Pascua es el domingo inmediatamente posterior a la primera luna llena.
¿Por qué Semana Santa se celebra todos los años en fechas diferentes? | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

¿Por qué Semana Santa se celebra todos los años en fechas diferentes?

Corresponsalía Santiago del Estero. ¿Por qué todos  los años el carnaval cae en diferente fecha?  Resulta que antes del monje matemático Dionisio el Exiguo, en el año 525, los años eran contados de muchas maneras. Su cómputo sobre cuándo nació Nuestro Señor Jesucristo, creó la era cristiana o Anno Domini. Y fue el que se usó para calcular la fecha del domingo de Pascua o Resurrección y establecer la unificación de la fecha en todas las iglesias. Una vez que se marca en el almanaque del año próximo cuándo será la Pascua, es cuestión de contar para atrás, para tener la fecha del Miércoles de Cenizas y del lunes y martes de Carnaval

El domingo de Pascua es el domingo inmediatamente posterior a la primera luna llena después del equinoccio de marzo y se debe calcular empleando la luna llena astronómica. Por eso nunca será antes del 22 de marzo o después del 25 de abril.

A pesar de que muchos, incluso los católicos, sostienen que la Cuaresma, que es el tiempo que va del Miércoles de Cenizas hasta la Pascua de Resurrección, hay 40 días, lo cierto es que son 44. ¿Por qué?

La palabra Cuaresma viene del latín quadragesima dies (día cuadragésimo), y recuerda los 40 días que dura este tiempo litúrgico. Este número representa los 40 días que duró el diluvio, los 40 años de la marcha del pueblo israelita por el desierto y los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto. Ahá, pero si uno cuenta en el almanaque, son 44 días.

Lo que pasa es que los domingos no se cuentan como días de cuaresma,  se consideran “domingos pascuales” (de hecho todo domingo se considera “domingo pascual” independientemente del tiempo litúrgico que se esté celebrando).

Una  explicación que daban antes a los niños en el catecismo es que  Nuestro Señor Jesucristo estuvo cuarenta días en el desierto, tentado por el demonio. Pero a  nosotros se nos da un día de descanso, porque no aguantaríamos tanto tiempo sin aflojar.

©Juan Manuel Aragón

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: