06/01/2010

Sucesos

Caso Roselló: 23 días, 5 allanamientos y cero detenido

Las investigaciones dieron a conocer la identidad del presunto asesino. La familia de la víctima pide justicia.

En lo que va de la investigación por el asesinato de Silvia Castillo de Roselló, ocurrido hace 23 días, el fiscal de instrucción Carlos Sale, ordenó 5 allanamientos en distintas viviendas de nuestra capital, en el barrio de la Bombilla, pero todavía no encuentran a los culpables del crimen.

Los operativos fueron realizados por el personal de la División Homicidios y Delitos Complejos, junto a la guardia de Infantería y la Unidad Regional Capital, aunque todo lo que se pudo secuestrar fueron 2 teléfonos celulares, varios chips y una agenda.

Sin embargo se dio a conocer la identidad del principal sospechoso: Sebastián "Garrón" Romero, de 25 años, según consta en la causa. Por pedido del fiscal Carlos Albaca, finalmente la jueza de Instrucción de turno, Emma de Nucci, firmó la orden para su detención. Mientras tanto, del otro sospechoso implicado aún no se sabe demasiado. No existe una orden de captura para él, aunque se sostiene que se trata de un primo del presunto asesino, conocido como “Checho

El lunes, los familiares de Silvia Castillo de Roselló protestaron frente a tribunales para exigir que se encuentre a los culpables. Claudio Roselló y el hermano de Silvia fueron recibidos por Sale, quien les informó sobre las medidas que están tomando en la causa, lo cual dejó un poco más tranquilo al viudo de Silvia. “Dijo que va a hacer todo lo posible para agilizar las medidas judiciales. Creo que fue sincero, y por eso espero que se pueda esclarecer todo esto. Que se haga justicia", aseguró Claudio.

Mientras tanto el Poder Judicial entró en feria, aunque el representante del Ministerio Público asegura que esto no es un factor que dificulte la operación. "No tengo dudas de que tarde o temprano van a ser aprehendidos. Lamentablemente, no podemos saber cuándo. Pero estamos haciendo lo imposible para que sean habidos", afirmó Sale.

Silvia fue asesinada la madrugada del 13 de diciembre, cuando llegaba junto a su familia a su casa, ubicada en pasaje Bascary al 4.100, en barrio Ciudad Parque. Claudio y su hija mayor, de 15 años, se bajaron de su auto para abrir el portón.

Antes de que Roselló regresara al vehículo, apareció un delincuente armado que efectuó al menos un disparo. Roselló entró al auto. Desesperado, trató de maniobrar. Pero el asaltante y su cómplice -que lo esperaba en una moto oculto en la esquina- volvieron a disparar. Silvia recibió un disparo en la cabeza y murió en el acto. En sus brazos llevaba a su hija de seis años, y en el asiento trasero iba su hijo de 13.

 



Recomienda esta nota: